Robert «Bob» Gottlieb llegó a la edición un poco por casualidad. En aquel momento, más por necesidad que vocación, por no verse empleado en Macy’s. De alguna manera, por seguir también la lógica de su formación —licenciado en literatura inglesa por Columbia— y por su voracidad lectora. Posiblemente, ni él mismo pensaba que se convertiría…

Escribe Pierre Boutang, en un pequeño ensayo sobre Supervielle: «el verdadero, pleno lenguaje, es el de la poesía»[1]BOUTANG, Pierre. 1952. «Oublieuse mémoire de Jules Supervielle», en Les Abeilles de Delphes. Paris: La Table Ronde, p. 280. De hecho, si existe una función humilde en el lenguaje es la comunicación, como función elevada en la que…