El romanticismo, tantas veces reducido a sus aspectos más vulgares, es en realidad una concepción del mundo, una Weltanschauung, antes que una mera corriente estética. Y si estos términos todavía nos parecen demasiado alemanes, aunque es difícil saber en qué consistiría ser demasiado alemán cuando hablamos de romanticismo, o en cualquier caso, para elegir otro…

Confesaba el autor vallisoletano que se pasó los años intentando ampliar su existencia a través de la creación de personajes, descubriendo finalmente que aquello sólo le ofrecía la posibilidad baldía de ir saltando de historia en historia, de máscara en máscara. Estaba convencido de que cada protagonista, antagonista o secundario debían ser tan reales y…