De esa forma, los diez primeros minutos, así como la parte en la que Chance y Greg deben tratar de apagar cinco pozos de petróleo en medio de una Venezuela acosada por las guerrillas -donde el peligro es tanto morir pasto de los disparos como de los incendios- son, directamente, inolvidables. Como en el cine del mejor Hawks, los motivos estructurales de aquel -grupo masculino aislado que participa en una tarea de vida o muerte, que se apoya tanto en el trabajo en equipo como en las hazañas individuales, la profesionalidad y el estoicismo ante el peligro y la muerte, los forasteros que entran en el grupo y se convierten en una amenaza para el mismo y su necesidad de ser admitidos en el grupo- convierten las relaciones homosociales.