Ritos tardíos

Vía: Eva García

De nada sirvió el sacrificio de la última absenta. Ni  la epifanía de cristales rotos. Las nubes ya no encontraban árboles que abrazar y la sombra verde había huido para siempre resquebrajando la piel del mundo.

Vía: Eva García

Por Eva García

Madrid, en el año de las revoluciones primaverales, me vio nacer entre nieves. Siempre contracorriente, emigré al norte celta y a pesar de mi formación de ciencias, disfruto con las letras. Escribo por necesidad y el microrrelato me da la satisfacción de poner final a las historias que me hacen cosquillas en la cabeza.

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *