La ausencia de complejas tramas y de narradores omniscientes es, quizás, una de las características de la literatura de Antón Chéjov. El estrepitoso fracaso del estreno de La Gaviota en 1896 hizo que éste dudara de su capacidad como escritor dramático; tanto que aseguró que jamás volvería a escribir una obra de teatro –afortunadamente, sólo…

Quería ser yo, la que contara la historia, aún quedan muchas por escribir. Cada vez hay más mujeres produciendo, escribiendo y dirigiendo. Yo trabajo cada día por hacerlo posible. Las creadoras debemos apoyarnos entre nosotras y apostar por el trabajo en equipo.