Escribe Pierre Boutang, en un pequeño ensayo sobre Supervielle: «el verdadero, pleno lenguaje, es el de la poesía»[1]BOUTANG, Pierre. 1952. «Oublieuse mémoire de Jules Supervielle», en Les Abeilles de Delphes. Paris: La Table Ronde, p. 280. De hecho, si existe una función humilde en el lenguaje es la comunicación, como función elevada en la que…