Me parece genial. Es muy necesaria gente que apueste por organizar festivales que ayuden a visibilizar la música que se hace y en el caso de FeminaJazz aprovechar para destacar el papel del jazz y en especial el de la mujer en él. Ojalá un día no sea necesario hacer estas diferencias pero a día de hoy creo que son útiles, sobretodo para las niñas y niños, para que vean a mujeres ocupar cada vez más sitios donde no es habitual verlas.

El jazz me encantó desde siempre, pero en el Conservatorio de Música sólo estudiábamos música clásica y cuando llegué a la adolescencia necesitaba expresarme de otra manera. Buscando nuevos caminos empecé a estudiar música moderna y jazz, ir a jam sessions y a tocar en bandas.