Doing Business 2013. ¿Qué países favorecen el emprendimiento?

World Bank Building - Vía World Bank Photo Collection

España ha mejorado un puesto con respecto al año anterior, en competitividad o, al menos, eso es lo que dice el informe ‘The Global Competitiveness Report 2013-14‘ [nota de prensa española (.pdf); informe completo en inglés (.pdf)], elaborado por World Economic Forum. En el siguiente gráfico interactivo podréis consultar por países de forma intuitiva, el ranking y algunos datos obtenidos de este trabajo que comentamos.

Según el informe, la subida de un puesto en el ránking de España se ha conseguido gracias a que cimenta su competitividad en unas infraestructuras “de primer nivel”, que obtienen la sexta mejor valoración de los 148 países examinados, así como en el uso de nuevas tecnologías de la información (23ª) y, a pesar del elevado nivel de paro, en una fuerza de trabajo bien formada gracias a la elevada incidencia de la educación terciaria (8ª). El factor negativo para la competitividad española es, por encima de todos, el sistema bancario. De hecho, el acceso a la financiación aparece como el mayor problema a la hora de hacer negocios en España (27,7%), seguido por la ineficiencia de la burocracia pública (17,6%), una resstrictiva regulación laboral (14%) y los impuestos (10,5%). En parte de estos aspectos negativos, es en donde se centra el informe ‘Doing Business 2013′ [resumen ejecutivo en español (.pdf); informe completo en inglés(.pdf)] elaborado en este caso por el Banco Mundial.

Ésta es la décima edición del informe Doing Business. Desde la primera publicación en 2003, el informe ha evolucionado hasta convertirse en una publicación anual que engloba 11 grupos de indicadores y 185 economías. Uno de los hallazgos es que Polonia fue la economía que más mejoró en las mediciones de Doing Business en 2011/12, mientras que Singapur mantiene su primer puesto en la clasificación general. Las economías europeas con dificultades económicas están esforzándose en mejorar el clima empresarial según el informe, algo que empieza a reflejarse en los indicadores que estudia Doing Business: Grecia se halla entre las 10 economías que más mejoraron en las mediciones de Doing Business de este año. Salvo algunas excepciones, la práctica totalidad de las economías examinadas por Doing Business ha reducido, en las áreas analizadas por los indicadores, la distancia entre sus prácticas regulatorias y el mejor rendimiento a nivel global.

En el primer informe, hace 10 años, una de las conclusiones principales fue que las economías de bajos ingresos presentaban sistemas regulatorios muy gravosos. En la actualidad, no cabe duda que las prácticas regulatorias empresariales en estas economías han ido convergiendo, paulatinamente pero de manera notable. Además, según el informe de este año aparecen tendencias importantes en materia de reforma regulatoria e identifica las regiones y las economías que consiguen las mejoras más significativas para los emprendedores locales, supuestamente. Asimismo destaca tanto las áreas de regulación empresarial a las que se ha prestado más atención como aquéllas en las que aún es necesario mejorar. El informe también analiza qué reformas regulatorias que los analistas consideran que han funcionado y de qué modo lo han hecho.

World Bank Building - Vía World Bank Photo Collection
World Bank Building – Vía World Bank Photo Collection

Tal y como muestra la clasificación en facilidad de hacer negocios, las 10 economías con la regulación más favorable para las empresas son Singapur; Hong Kong RAE, China; Nueva Zelanda; Estados Unidos; Dinamarca; Noruega; Reino Unido; República de Corea; Georgia y Australia (tabla 1). Por séptimo año consecutivo, Singapur vuelve a ocupar el primer puesto de la clasificación global.

Tabla 1: Ranking países índice Doing Business

doing-business-2013-ranking
Por otra parte, entre las economías que se vieron más afectadas se encuentran Grecia, Italia, Portugal y España. Conscientes de que la reactivación del crecimiento económico sería imprescindible para regresar a una situación fiscal sostenible, las autoridades de estas economías se dispusieron a adoptar reformas considerables. Tal y como reflejan los resultados de Doing Business, las reformas regulatorias empresariales supusieron un componente clave de estos programas. Mientras que Grecia figura entre las diez economías con las mejoras más importantes en facilidad de hacer negocios del año pasado, las otras tres, a su vez, también realizaron progresos notables. Italia facilitó la obtención de electricidad y el registro de propiedades. Portugal simplificó el proceso de obtención de permisos de construcción, el de importación y exportación y el de resolución de la insolvencia. España modificó su ley sobre la quiebra e hizo el comercio transfronterizo más sencillo. Además, a fin de conseguir mercados laborales más flexibles, las cuatro economías reformaron o están en proceso de reformar sus legislaciones laborales.

Tabla 2: Las diez economías con las mejoras más importantes en facilidad de hacer negocios

doing-business-2013-paises-aumento

Todo esto es lo que nos cuenta el informe completo en inglés pero, si lo que queremos es analizar en detalle un determinado país, basta con acudir a la web Doing Business y seleccionar a gusto del consumidor. Por ejemplo, para el caso de España, el enlace al que nos llevaría sería éste, en el cual también encontraremos ‘Doing Business: Spain‘ (.pdf), que es un documento individual de 100 páginas.

Os animo a consultar estos informes, ya que se puede encontrar información que puede ser útil para análisis particulares. Independientemente, y conociendo la situación actual de muchas de las economías que se nombra en el estudio, los países más afectados por la crisis en Europa, no sabría distinguir si avanzar en el ránking es un dato positivo o no. ¿Bajo qué reglas son datos positivos? ¿bajo las reglas capitalistas? ¿han mejorado la situación de los ciudadanos de dichos países o son más pobres que antes de efectuarse dichas regulaciones? A todas las preguntas, la respuesta es, no, ha incrementado el paro y la pobreza se ha incrementado al igual que las desigualdades. Como se afirma en el mismo informe, el gran problema para empezar a relanzar una economía como la española, es el acceso al crédito y nadie solventa el secuestro por parte de la banca del impulso que necesitan las pymes para crear el tejido potencial de empleo y negocios en España, o cualquier otro país. ¿Esto sucede por culpa de los políticos o por nosotros mismos que no le ponemos fin? Si no hacemos nada, no habrá solución o, ¿es que estamos locos?

Juan Rico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *