Descuentos

Tenía algo fijado en su cabeza y era aprovechar esos descuentos que tenía la empresa, y que además estaban circulando rumores que a los empleados de más antigüedad les iba a ser incrementado su porcentaje de descuento si compraban esa semana. Ahora que se cambiaba de temporada siempre le parecía buena opción hacer limpia en casa y reemplazar por algo nuevo, pero que le iba a costar poco dinero. No había sido un buen año de ventas para ellos, pero otros departamentos sí que habían sacado partido en otros productos.

Subió a la planta de mujer y buscó unos pantalones y camisetas básicas para su mujer y su hija. Bajó a la planta de caballero, cogiendo lo mismo para él. En la planta de deportes compró camisetas para el gym para todos y como conocía ya el modelo de deportivas que cada uno usaba hizo acopio de ellas. Así fue pasando por todas las plantas y buscando lo que él llamaba chollos. Llegó a la planta donde los empleados pagaban y su carro iba cargado, pagó, le hicieron más descuento de lo que había pensado y al sacar el total se alegró mucho. Con el ticket salió una nota un tanto particular: «Pase por su taquilla, tiene un sobre para usted», pero pensó que era lo que tenían los nuevos tiempos y las nuevas tecnologías, todo se hablaba de esa manera, digital. Le tocaba entrar a su turno, pero quería dejar todo lo que había comprado en la taquilla y así de paso veía que le habían dejado. Abrió y había un sobre con el membrete de la empresa, sacó una hoja que decía: Le comunicamos que su nómina se reducirá en un 50% partir de este mes. Gracias por confiar en nosotros, la empresa lo hace en usted.

Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *