Cinco series del 2021 que no deberías perderte.

El 2021 llega a su fin y el momento “listas” ya está aquí. Como aviso para navegantes, a la hora de encarar estos listados tenemos que tener muy presentes las palabras de Chéjov: «Las obras de arte se dividen en dos categorías: las que me gustan y las que no me gustan. No conozco ningún otro criterio».

Una vez que tenemos claro por dónde van “los tiros”, para el que esto escribe el 2021 ha sido el año de un descubrimiento y el de una consagración.

Empecemos.

  1. Mr. Inbetween HBO.

Mr Inbetween es una serie australiana en la que se nos muestra la vida de su protagonista, Ray Shoesmith (Scott Ryan), un asesino a sueldo a tiempo parcial que compagina su trabajo como Killer, con su día a día y sus responsabilidades como padre y hermano.

Este ha sido el gran descubrimiento del año.

Scot Ryan, produce, guioniza y protagoniza esta serie australiana, y parece como si hubiera nacido para este papel. Es un “tipo” que da, literalmente, miedo (si te cruzas con alguien así lo que sueles hacer es apartarte).

Da miedo el hijoputa

Capítulos que varían en su duración (su minutaje depende de criterios puramente artísticos), pueden ser 20 minutos o 44, lo que necesite la historia. Y que pasan como un suspiro.

Escenas de violencia extrema se entremezclan con momentos íntimos en esta serie, y lo hacen creando una extraña alquimia.

Brillante.

  • TED LASSO Apple TV.

¡Football is life!

Esta frase de uno de los personajes es perfecta para retratar el espíritu de Ted Lasso.

Optimismo y buen rollo a raudales, distribuido en pequeñas dosis de no más de 30 minutos. Diálogos absolutamente geniales, trufados de referencias “frikis”, hacen que te los pases “pipa” en cada capítulo.

Pero lo que hace especial esta segunda temporada de Ted Lasso es el capítulo titulado Beard After Hours (el capítulo nueve). En él, el personaje de Beard (Brendan Hunt) inicia un viaje, similar al de Griffin Dunne en After Hours, a lo más surrealista de la noche londinense. Un viaje en busca de Jane, el amor perdido, 45 minutos de búsqueda que encuentran su clímax en una rave clandestina, dentro de una iglesia, al ritmo de «Hello» de Marin Solveig & Dragonette.

Si pueden, ¡véanlo YA!

  • Y: 1883 Paramount Network EEUU.

¡EL WESTERN NUNCA MORIRÁ MIENTRAS TAYLOR SHERIDAN ESTÉ VIVO!

Una puta maravilla. No apta para blandengues, gente sin sangre, seres impacientes. Esta droga es demasiado pura, puede provocar grandes intoxicaciones o sobredosis si no tienes demasiado acostumbrado el cuerpo y la pobre mente, a sustancias mezcladas a lo que salga, con todo, tiza o matarratas, por ejemplo. Maratón hermoso, los tres primeros capítulos. Sheridan nos habla de cómo se creó USA, desde cero, a fuerza de injusticia y amoralidad. Nos muestra un tiempo sin piedad, pre-civilizado, pero también lleno de esperanza e idealismo. La conquista del oeste contada de manera realista.

Esta es la consagración de este año. Taylor Sheridan es el nuevo cineasta clásico a seguir.

Esta ¿precuela? De YELLOWSTONE parecía un encargo, pero este hombre no sabe hacer nada a medias.

  • MIDNIGHT MASS Netflix.

Mike Flanagan el creador de The Haunting of Hill House vuelve a ofrecernos una muestra de lo que es capaz.

Cine de vampiros como nunca se ha visto, del bueno. Lleno de símbolos.

Un viaje al fin de la noche. Un canto a la vida y la muerte.

Coge un poco de 30 Days of Night de Steve Niles y Ben Templesmith, mézclalo con un poco de The Mist de Frank Darabont y ya tienes el argumento. Luego añade algo de Nosferatu y consigues la estética. Y para terminar “fusila” lo mejor de Dominion: Prequel to the Exorcist de Paul Schrader. Lo agitas como un buen coctel y ¡tachan! Una joya del cine de género.

¡Qué bueno es Mike Flanagan!

Donde el hombre se convierte en Dios y desaparece sin dejar rastro.

  • CARDO Atresplayer Premium

Por fin una serie española se atreve con todo.

Ficción co-creada por dos actrices (Ana Rujas y Claudia Costafreda) y llevada a la pantalla por un equipo joven. La serie aprovecha el formato episódico y nos recuerda que la duración tradicional de los episodios de series dramáticas es un corsé que se puede romper. Y, lo más importante, confirma la importancia de abrir el espacio a nuevas voces, estas voces nos permiten mirar el mundo con otros ojos y eso solo puede enriquecer el panorama de nuestra ficción.

Ese tono de Semana Santa y esa simbología religiosa…, menudo par de ovarios tienen estas dos creadoras…

Si te gustó Fleabag o Podría destruirte esta es tu serie.

¡Y es española!

POS DATA:

 Como solo entran 5 (por decisión propia), se quedan fuera, muy a mi pesar, joyas como Vida Perfecta de Leticia Dolero, Time (Movistar+), Maid (Netflix) y Mare of EastTown (HBO).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *