Después de 80 años, mientras yo escribo, mientras escucho la respiración de las niñas, mientras voy a trabajar, mientras vivo con normalidad. Ellos siguen ahí. Mientras, durante, después, siguen ahí en silencio. Cada vez quedan menos que les echen de menos, cada vez quedan menos que les recuerden. Pero siguen ahí. Este año la primera…