Poder y religión, opresión e injusticia, corrupción y dinero, pasado y presente. Bellocchio con «Sangue del mio sangue» (que se estrena en España más tarde que su última película «Fai beni sogni» en otro acierto más de la distribución nacional) mantiene el reconocible estilo del cineasta italiano, jugando a la paradoja de enfrentar al espectador…