La llave

Pixabay

Se notaba inquieta, vivaz, risueña e incluso sonrosada. Desde hace días todo había cambiado, una noticia de esas que llegan por whatsapp, -modernidades añadidas que a veces incluso eran importantes-, que al principio no tenía mucha relevancia, pero con el paso de las horas y días, la constante lectura de las líneas del mismo, hizo que su sonrisa cobrara vida. Era evidente que todo es posible en esta vida, que los sueños a veces se cumplen, y tuvo la sensación de que esa noticia ella ya la había vivido, que no era realidad. Por ello, en un acto de instinto amenazador, apagó y encendió de nuevo su móvil, abrió la pantalla y volvió a leer ese mensaje, y ahí estaba, frases marcadas con dos aspas, letras que cobraban vida e incluso colores, aromas y canciones. La puerta de la ilusión se había abierto y solo había hecho falta un par de frases, para saber que todo estaba por llegar detrás de la cerradura de su corazón.

Pixabay
Susana Peral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *