Diálogos invisibles: bosques, grutas y montañas.

Carretera, camino del pueblo en bus, una plantación de intensivo ─ los árboles muy juntos, destinados a producir más en menos espacio, podados al límite ─ deja paso a otra mucho más antigua y descuidada donde unos grandes olivos han crecido hasta generar una atmósfera algo así como onírica, espiritual podríamos decir. Pienso en los… Seguir leyendo Diálogos invisibles: bosques, grutas y montañas.

Diálogos invisibles: La danza

Armstrong, John; A Stately Dance; Scarborough Collections; http://www.artuk.org/artworks/a-stately-dance-9167

¿Por qué bailamos? Desde tiempos remotos, cualquier cultura, en cualquier parte del mundo, se ha puesto a bailar, hacerlo es parte de nuestra forma de ser y de relacionarnos con el entorno; asistimos a la danza como bailarines, pero también como espectadores, bailamos pasadísmos a altas horas de la noche en discotecas, vestidos con ropa… Seguir leyendo Diálogos invisibles: La danza

Diálogos invisibles: hacia otra Historia del Arte…

Si algo se hace patente al introducirse en la Historia del Arte desde perspectivas alternativas al discurso más academicista, es su filiación con el mundo de lo simbólico y lo espiritual. Cuando el historiador Aby Warburg miraba una imagen (fotografía, lienzo, grabado…) no veía un discurso organizado por estilos y cronologías, como nos viene dado… Seguir leyendo Diálogos invisibles: hacia otra Historia del Arte…

Franz Marc, el camino de vuelta

MARC, Franz_El sueño, 1912_660 (1978.15)

El otro día, mientras estrechaba lazos con un periquito recién adoptado, éste se puso extremadamente cariñoso y ruidoso; agradecía de verdad que le hiciera caso, y lo expresaba con una elocuencia cristalina, sin necesidad de palabras. En ese momento de conexión se me pasaron por la cabeza dos cosas: primera, que lo más bonito que… Seguir leyendo Franz Marc, el camino de vuelta

Lucas Cranach: entre la belleza y el símbolo

«Cierto día, la Hermosura y la Fealdad se juntaron en la orilla del mar […]. Después, se despojaron de sus ropajes y se sumergieron en las aguas. Tras un rato, la Fealdad salió hacia la playa, se colocó los ropajes de la Hermosura, y siguió su itinerario. Y la Hermosura, igualmente salió del mar, y al… Seguir leyendo Lucas Cranach: entre la belleza y el símbolo