Todo será Nada

Hondo. Tan hondo es el suspiro, que se abisma en sus profundidades sin fondo, todavía con el pincel en la mano. Acaba de dar la última pincelada sobre el lienzo que había comenzado tiñendo de vivos colores y ha acabado en un inacabado contraste de grises y negros, sombras opacas, tenebrosas incluso, que van camino… Seguir leyendo Todo será Nada