Alicia García Núñez: «Una sonrisa, y algo de lucha, imprescindible mientras no avancemos hacia otras posiciones»

alicia-garcia-nuñez

Alicia García Núñez (Elche, 1981) es licenciada en Ciencias de la Información, Periodismo. Ha trabajado durante varios años en radio, televisión y prensa; y desde 2008 hasta 2011 ejerció el cargo de gestora cultural del Institut Municipal de Cultura d’Elx, donde dirigió el CCCE L’Escorxador y La Llotja -Sala Cultural-. En este trabajo creó y dirigió el Festival de Poesía Nosomostanraros, y en estos momentos trabaja para volver a ponerlo en marcha. En la actualidad realiza trabajos como freelance para distintos medios e instituciones.

Es escritora, y hasta el momento ha publicado dos libros de poesía –La historia sin nosotras, Tabala Ediciones, y Sombras cuarteadas de neón, Cangrejo Pistolero Ediciones, ilustrado por David Gil-. Ha publicado colectivamente en libros, blogs y revistas literarias y es colaboradora habitual de los fanzines Fetiche e Infierno Suave. Realiza acciones como performer cuando le encargan actuar en algún recital y ha disfrutado de una residencia literaria en Eslovenia concedida por el Center for Slovenian Literature.

Sobre todo, busca sobrevivir a lo que escribe, a lo que es y a lo que jamás llegará a ser. Quiere ser muchas cosas y no todas son posibles. Al final hay que elegir.

 

http://www.aliciag.es/

¿Qué te sugiere Alicante?

Alicante es hogar pero a la par, en estos tiempos, es búsqueda, ser extranjero en tu propio país, provincia, pueblo (siempre digo que soy de pueblo con una sonrisa, y así es, tenga Elche o no, como tiene, más de 200 mil habitantes). No olvidemos que la Comunidad Valenciana es una de las más afectadas en esto de la Spanish crisis que vivimos desde hace tanto ya.

¿Qué piensas de la actualidad cultural a nivel general? ¿Y concretamente en Alicante?

Es imposible sustraerse de las condiciones económicas que vivimos, de la actualidad más inmediata. Es por ciertas políticas y actuaciones por lo que creo que, hoy más que nunca, la cultura se está dejando a un lado –desde la vertiente pública del asunto, que concierne a todos- con la excusa más que manida del “no hay dinero”.
Está más que claro que la sanidad y la educación son imprescindibles, y que antes de invertir en cultura esos “departamentos” tienen que estar cubiertos, pero sin cultura –a la que considero inseparable de la educación- no habrá avance posible, alguno, en una sociedad como la nuestra.

Las circunstancias están propiciando “un háztelo tú mismo” que provoca que la cultura no se pare. Los agentes culturales privados están haciendo su parte, elaborando trabajos consistentes a pesar de los pocos medios. Las instituciones públicas, en su mayoría, no.

En cuanto a la cultura en la provincia de Alicante: se produce la misma situación que veo en términos nacionales. La ciudad no para, cuando no es una exposición es un concierto, pero es gracias al esfuerzo de los artistas o gestores culturales privados, que arriesgan su tiempo y su dinero constantemente. Sea por presupuestos o desgana -de todo hay y no señalaré casos concretos- es la ciudadanía quien la está sustentando en estos momentos.

¿Cuál es tu opinión acerca de la situación actual: crisis económica y política, ética y valores, pobreza y riqueza, globalización, conocimiento, etc?

Mi opinión es que asistimos a un cambio de coyuntura, y que por ahora, a los que la sufrimos, nos está haciendo más fuertes, espiritual y personalmente. La gente está sufriendo, realmente, y volvemos a ser los de abajo, los “currelas”, sea en el mundo del arte o del “aparao” de calzado en Elche, los que más acusamos las consecuencias pese estar exentos, en general, de responsabilidad. Hemos perdido posiciones en esa supuesta escala de clase media que éramos sin comerlo ni beberlo y ahora pagamos unas consecuencias que no hemos provocado, en términos de derechos sociales y falta de poder adquisitivo. Es necesario un cambio de modelo, el “háztelo tú mismo” al que he hecho referencia es el nuevo paradigma, pero si el modelo no cambia al menos algo la situación se convierte en algo parecido a estar hablando solo. Eso sí, algunas de las soluciones pasan por la globalización, el exilio físico e ideológico y seguir creyendo en un* mism*… Además, “no hay mal que cien años dure, ni cuerpo…”

¿Crees que es necesario un cambio? ¿Se te ocurre alguna propuesta para llevarlo a cabo?

El cambio de paradigma se está produciendo ya, en estos momentos, mientras hablamos sobre ello. Desde hace un tiempo muchos hemos comprendido que no vendrá nadie a salvarnos el pellejo, depende de nosotros mismos, no de un empresario que, en España y por desgracia, nos explotaba mucho antes de que la crisis apareciera. Antes de la crisis, con sus colmillos, hiciera su aparición y se llevara la práctica mayoría de nuestros ahorros. Una situación materializada en casi 6 millones de parados y numerosos suicidios de gente que lo pierde todo. Genera impotencia y un constante sentimiento negativo, por eso, aunque parezca una idiotez no lo es: es imprescindible agenciarse una sonrisa para poder seguir luchando. Esta reflexión puede parecer ciertamente naïf, pero la energía positiva debe ser cargada de manera continua, y empleada para avanzar.

Entrevista_Alicia Gracía Núñez_SalitreRevistaCultural.com

Mi propuesta es la de creer en lo que un* hace…, si los pseudosueños de ser un trabajador de clase media se han visto interrumpidos (un trabajador que sólo piensa en ganar un sueldo a fin de mes y lo que hace: ni fu ni fa), quizás debamos escucharnos un pelín más y perseguir aquello que identificábamos como imposible de llevar a cabo: en mi caso es la poesía, gracias a ella he abierto muchos caminos que no creía posibles antes del “gran cataclismo”, el mismo que seguimos presenciando cada día. Una sonrisa, y algo de lucha, imprescindible mientras no avancemos hacia otras posiciones.

[hr]

Carmen Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *