cita045 Vitruvio

La arquitectura descansa en tres principios: la Belleza, la Firmeza y la Utilidad. La arquitectura se puede definir, entonces, como un equilibrio entre estos tres elementos, sin sobrepasar ninguno a los otros.

Marco Vitruvio Polión
arquitecto, escritor, ingeriero y tratadista romano del siglo I a.C.
Venustas, Firmitas y Utilitas son las palabras con las que Vitruvio se refiere a esos tres principios de manera original en su obra, el tratado de arquitectura más antiguo que se conserva, De Architectura. Probablemente no esté contando nada nuevo para la algunos de quienes nos leéis, pero hoy es un día especial para Juan y para mi y quería aprovechar brevemente la ocasión para traer estos tres conceptos de tanta carga histórica y a este señor que, con casi total certeza, debió poseer una apariencia simpática donde las hubieran. La casualidad me ha llevado a mi el turno de publicar la entrada 100 de nuestro rincón, y con ella dejo esta reflexión que ha llegado hasta nuestros días intacta. Belleza, firmeza y utilidad. Se me llena la boca.

Seguro que la imagen representativa de la cita ya nos mueve mucho más nuestros esquemas mentales. Esto sí que pertenece claramente a nuestra memoria visual histórica, sin importar nuestro campo disciplinar de vida, y lo voy a contar como una curiosidad. Se trata del famoso dibujo de Leonardo Da Vinci, El Hombre de Vitruvio,  y no es más que una fiel representación al más puro estilo Da Vinci [por el amor de un Dios, que personaje más mazado], de lo que Vitruvio, como el propio nombre del dibujo indica, expresa en la ya mencionada obra De Architectura sobre las proporciones que debe tener el físico de un hombre [válgame señor cuánto músculo aspiraba a tener nuestro amigo Vitruvio]. ¿Será la anatomía humana cosa de arquitectos también? Yo creo que no… generalmente solemos ser personitas faltas de masa muscular. Lastimica… ¡Por 100 publicaciones más!

Fran Blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *