Ciudades fantasma

chiloeches-only-1684-inhabitants-live-amid-unfinished-construction-and-vacant-homes
Son ya muchos los meses y los años que arrastramos una sensación de impotencia y desastre en las vidas de muchos de los que nos rodean y en las nuestras mismas. La crisis ha arrastrado a la población a una forma de vida diferente, un día a día amoldado a la nueva realidad de cada familia. Pero la realidad física de nuestro entorno no se ha quedado al margen de todo lo acontecido. De hecho, al otro lado del charco y hace ya algunos meses, periódicos como The New York Times o The Guardian, se hacían eco de tan impactante situación, más allá del impacto económico y social que la crisis inmobiliaria había ejercido sobre nuestra población. La pesadilla del vacío.

¿El resultado? Una cantidad de imágenes que rozan un alto grado de estética fantasmal asociada al vacío y el artificio inhabitado. ¿Hay algo más intrigante que el vació humano en una realidad artificial? Bajo mi punto de vista, cualquier escena en la que el ser humano ha puesto su mano y ha transformado la realidad, debe ir acompañada de su presencia, en su defecto, se habrá generado un paisaje de intriga y decepción. Algo que no siempre tiene por qué ser negativo [se me pasa por la cabeza un insignificante cuarto de maquinarias a quince metros bajo la superficie terrestre, ruidoso, metálico, autónomo y completamente impersonal]… pero en este caso, lo es.
He aquí una colección de esas imágenes aéreas [de la mano de Bussiness Insider] a las que quería referirme cuando he comenzado todo este hilo conductor. En ellas podría jugarse a hundir la flota, podría echarse una partida de damas, puede perderse la escala fácilmente, puede uno olvidar incluso que estamos hablando de marcar nuestro planeta como se marca a una res con un sello de propiedad y comenzar a banalizar con el aspecto de las mismas. Pido disculpas.
Alovera [Guadalajara]
Horche [Guadalajara]. Este municipio, cerca de Valdeluz, tiene unos 1200 habitantes mientras que fue planeado para tener  hasta el triple de esta población.
Quer [Guadalajara]. No más de 500 habitantes cuando fue planificada para más de 1000.
 
 La Serena Golf  Resort [Murcia]. Situada a los pies del Mar Menor, se trata de una de las ya conocidas «Ciudades de vacaciones» que se encuentran en la zona. En concreto, una de las tres que se hallan  en un radio de 20 km. 
 
 Seseña [Toledo]. 10500 viviendas…
 
 Valdeluz [Guadalajara]. 700 personas viven en una ciudad planeada para unos 30000 habitantes

Yuncos [Toledo] 6000 habitantes. Si se llevaran a cabo los desarrollos pendientes podrían alcanzar hasta los 20000.
Ahora que llevo un buen rato mirando estas instantáneas aéreas [daría igual tomarlas en un instante u otro, el resultado sería el mismo, me retracto en lo de instantáneas], empiezo a pensar que finalmente «Ciudades Fantasma» no va a ser el mejor de los títulos para esta banda de fotogramas. La ciudad, como concepto, está viva, y aquí sólo se puede respirar una falsa alarma de vida, a pesar de ello… no me atrevo a titularlo de otra manera, porque visto el carácter con el que he amanecido hoy… podría ser escandaloso.
Para terminar me gustaría poner mi granito de arena a esta colección de imágenes. Todos tenemos cerca de nuestro lugar de residencia, una de estas ciudades lamentablemente. Yo, desde mi Elda natal, veraneo cada año en Playa San Juan [Alicante] en un apartamento de cerca de 50 años de antigüedad desde que algún grupo de humanos decidió levantar sobre las huertas alicantinas una ruda mole conocida como Boliche. Ahora todo el entorno de aquellos antiguos apartamentos, ha sido devorado por un plan de actuación urbanística [PAU 5] que, hoy por hoy, se encuentra en un estado fantasmal. Algunos edificios levantados en una primera fase se encuentran deshabitados, otros parcialmente habitados, pero la parcelación, en su mayoría, se halla huérfana de vida humana. Son ya varios los años que este paisaje se encuentra de esta manera… cuando algún día termine de funcionar todo este barrio, será un buen lugar de disfrute… pero me habría gustado disfrutar algunos años más de aquellas huertas, cañaverales, cabañas y naturaleza sin artificio.
Playa de San Juan [Alicante] Antes: cabañas y… ¡ale a correr! Ahora: patrañas y… ¡ale a otro sitio!