Mastrolilli y sus singles: «Nunca fui feliz» y «Los claveles»

Mastrolilli vuelven de nuevo con su cara A y B, con Nunca fui feliz y Los claveles. Como hicieran hace unos meses, el dúo compuesto por Julia y Javier de Torres, lanzan dos singles en ese formato que nos transporta a los vinilos de antaño, con la genialidad de darnos dos canciones tan distintas como similares. Ya los hicieron con sus dos anteriores singles Directa al corazón y Amigos.

Cara A con, Nunca fui feliz, es un canto a la realidad de lo que muchos no quieren contar, con la voz de pura melancolía de Julia de Torres, relatando una historia de muchos días cotidianos donde la felicidad no existe o no ha llegado, ¿qué es la felicidad? podríamos plantearnos, y si ese estado lo habitual. Una letra que mira hacia el interior de la persona, buscando una reflexión de lo que se tiene y anhela y con un halo de esperanza o un sueño.

Con un ritmo mucho más alegre, pero con un fondo de despedida, nos presentan Los claveles donde Julia de Torres desprende verdad al mismo tiempo que suelta lastre en una letra donde los amarres que estaban se dejaron atrás. Muy pegadiza, donde la positividad es la carga principal de la canción, aunque el tema contenga un mensaje agridulce.

Si algo caracteriza la música de Javier de Torres es ser tan directa como profunda, solemos equivocarnos cuando una canción es corta, algo característico de sus temas, pensar no tiene profundidad. El compositor lo hace con equilibrio, busca las palabras para enganchar con sus letras, pero sin dejar de lado la musicalidad y el mensaje, corto pero conciso sin recovecos. Todo ello se enriquece con la suavidad de la voz de Julia de Torres, delicadeza en su tonalidad que enfatiza de esta manera los colores que Javier quiere pintar en sus letras.

En estos trabajos se encuentran detrás de Mastrolilli el equipo de producción habitual de Javier en sus grabaciones en solitario, con Roger Sincero y con Sandy & Francis: Charlie Bautista a las guitarras, bajo y pianos, y Gabriel Marijuan a la batería. Ha sido grabado por José María Rosillo en Madrid (voces con Pepe Happy Loser Bermejo), y mezclado por Luis del Toro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *