La Muestra de cine de Ascaso, la colaboración y mucho más

Muestra de cine de Ascaso
Muestra de Cine de Ascaso

A cada evento cinéfilo se le puede dar una perspectiva y es evidente que Ascaso hay que apreciarlo y encajarlo desde el voluntariado, desde la aportación de las personas que colaboran con y para la buena ejecución de la Muestra de cine más pequeña del mundo.

La muestra llega a su sexta edición, del 29 de agosto al 2 de septiembre, como en sus inicios, con la misma ilusión y ambición de otros años: llevar buen cine a un pequeño rincón de Pirineos, con la ayuda de gente que ama el séptimo arte y lo hace desinteresadamente, como así lo hacen sus creadores Néstor Padres y Miguel Cordero, que desde la Asociación de vecinos/as y amigos/as de Ascaso “Los Relojes” lanzan la propuesta de un festival en Ascaso, una aldea semiabandonada que durante unos días se llenará de gente para disfrutar del entorno y de las propuestas culturales.

Además en ocasiones las muestras o festivales de cine no dejan de ser, en cierta forma,  una forma de rebeldía o de alzar la voz. La muestra cine más pequeña del mundo, Ascaso, es así, un acto de convocatoria entorno al cine, para el cine, pero con muchos tintes comunitarios que hacen de ello una rebeldía ante una sociedad que se aferra por lo general a lo comercial, sin pensar en las personas y en mantener los legados.

Muestra de cine de Ascaso

Lo primordial en La muestra de cine más pequeña del mundo es la unión y la cultura de todo por encima de lo material, es una muestra realizada desde la pasión, donde Néstor Prades y Miguel Cordero, trabajan durante todo el año, para poder ofrecer una cita diferente a lo que estamos acostumbrados en cualquier festival de cine.

Además ellos se rodean de personas que aman el cine, y que colaboran sin ánimo de lucro para que todo llegue a buen puerto. Por ello Ascaso es el resultado de la unión por y para el cine, incluyendo en ello muchas actividades como el hecho de rehabilitar un pequeño pueblo y darle vida durante esos días, pero que sirva para el resto del año.

Cada año Ascaso tiene un objetivo en su rehabilitación: la era, la borda, la búsqueda de la luz, las duchas del camping… pero el 2017 tenía como objetivo reparar los muros que rodean la era del cine, y que es el camino a las pozas, otro de los atractivos del pueblo. Voluntarios han hecho posible esa labor, creando durante una semana un campo de trabajo para poder levantar los muros que el tiempo y el abandono dejaron caer.

Muestra de cine de Ascaso

Las películas que se exhiben no están elegidas a la ligera, y ni mucho menos por la repercusión de su taquilla, si no que todo posee un fin y un fondo. Se busca la identificación de lo que se expone en los guiones con respecto a lo que la muestra quiere defender, un cine independiente, de calidad y con la universalidad de crear debate, de buscar la palabra en cada pensamiento del espectador bajo la noche estrellada de Ascaso.

El cartel del 2017 es el siguiente:

Cada noche después de las proyecciones siempre hay un coloquio y este año estarán presentes Eloy Domínguez Serén y Arancha Aguirre   para presentar sus películas y dialogar después de la misma.

Por si todo esto fuera poco, la muestra cuenta con proyecciones de cortometrajes (éstos también han sido elegidos por voluntarios de la muestra, con votaciones de todos aquellos que han querido participar), película infantil, una exposición, cata de vinos de Enate,  comida popular y como final un concierto en la plaza del pueblo a cargo de Ixera (Folk Bastardo/
Zaragoza). Todo ello buscando la unión y la fuerza por y para un pequeño pueblo que quiere cobrar vida de la mano del cine.

Muestra de cine de Ascaso
Susana Peral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *