Entrevista a Beatriz Ortega, directora de FeminaJazz

Beatriz Ortega

La primera edición del festival FeminaJazz de Madríd tendrá lugar entre los días 3 y 5 de octubre, en la Sala Berlanga, Café Berlín y en el Teatro del Bosque de Móstoles. Con motivo de esta gran iniciativa dentro del mundo del jazz, en Amanece Metrópolis hemos tenido el privilegio de poder entrevistar a Beatriz Ortega, directora de FeminaJazz.

¿Cómo nace el proyecto de FeminaJazz?

Desde nuestra productora Jeronimo Stage, llevábamos años dándole vueltas a la idea. En el 2014 llevamos a cabo una investigación junto a la directora de otro Festival de Jazz, acerca de la presencia de mujeres en la programación de reconocidos festivales Nacionales e Internacionales y los datos arrojados del estudio, nos parecieron alarmantes. En el 2018, haciendo la comparativa, seguimos observando, que el incremento de mujeres en las programaciones de esos mismos festivales, no habían variado notablemente. FeminaJazz era necesario y había que ponerlo en pie lo antes posible.

¿Cuánto tiempo ha llevado que FeminaJazz llegue a buen puerto?

Es un tiempo indefinido, desde que aparece la idea como te comentaba antes y el momento preciso en el que todos los aspectos necesarios para llevar a cabo el proyecto se materializan. Mucho tiempo.

¿Cuál es tu función como directora dentro de este proyecto?

Pues ya te imaginas que en proyectos culturales con equipos muy reducidos, hay muchos frentes que resolver, como directora y productora he buscado la financiación y los apoyos necesarios, conceptualización y desarrollo del proyecto, contrataciones y negociaciones, técnica, logística etc…

Es la primera edición, ¿Existe este tipo de festivales fuera de nuestro país que haya podido ser una influencia?

Cuando nos hemos puesto manos a la obra con FeminaJazz hemos tenido ocasión de coincidir con algunas iniciativas europeas en este sentido. De hecho estamos desarrollando un proyecto en el que hay otros países de la Unión implicados que esperamos vea la luz en los próximos años, relacionado con el Jazz & Género.

Realizar cualquier evento cultural hoy en día, es un deporte de riesgo, ¿Qué piedras en el camino os habéis encontrado?

De todo tipo, incredulidad, paternalismos varios, pero también muchos apoyos y complicidad en compañeros y compañeras de profesión que han tenido mucha fe en este proyecto y que desde el principio han sido impulsores e impulsoras y sin los cuales no hubiera sido posible FeminaJazz.

Seis mujeres en Madrid. ¿Cómo ha sido su selección?

Por un lado la experiencia de los años que llevamos trabajando en este género musical, te brinda algunos nombres, por otro lado y ante los comentarios de otros programadores que han insistido en que no íbamos a tener dónde elegir, porque no hay, nos pusimos manos a la obra con una base de datos en la que por cierto ya disponemos de un extenso listado de féminas en España, instrumentistas y vocalistas,  y definitivamente las ferias, en las que tienes oportunidad de ver en directo propuestas, a través de los showcases, nos han hecho tener una idea de como queríamos orientar esta primera edición, que por supuesto viene muy marcada por el presupuesto.

Elegir el lugar para las actuaciones, suele ser clave para tener una buena acogida, ¿cómo ha sido la elección de las salas?

El Café Berlín es un lugar emblemático en Madrid para el Jazz, lo fue en su anterior localización en Jacometrezo y siguen apostando por ello. Nos parecía fundamental contar con este espacio y todo el equipo del Berlin se ha volcado con el proyecto. Sala Berlanga y Teatro del Bosque de  Móstoles se sumaron posteriormente también brindando todo su poyo y colaboración.

Habéis estado presentes en el Festival de Jazz de Cádiz y en Olot, ¿cómo ha sido la acogida del público

Olot, desde hace años tiene un ciclo de Jazz estupendo, con un público fiel, la acogida de FeminaJazz ha sido maravillosa y ya estamos trabajando para la edición 2020. En Cádiz ha sido una intervención, hemos llevado la charla debate sobre Jazz & Género, invitando a programadoras, artistas y productoras andaluzas, la experiencia ha sido fantástica y hemos podido compartir con el Instituto Andaluz de la Mujer que asistieron al debate.

¿Es más complicado introducirse y hacerse un nombre en el mundo del jazz que en cualquier otro género, o es la música un ámbito en general difícil de conquistar por la mujer?

Creo que cualquier ámbito profesional es de difícil conquista en una sociedad occidental claramente marcada históricamente por la hegemonía masculina. Pero poco a poco las cosas van cambiando, esperamos con FeminaJazz poder hacer nuestra modesta aportación a ese cambio.

FeminaJazz no son solo conciertos, hay mucho más, ¿es algo adicional o partes puntales para ensalzar el jazz y la mujer?

Proponemos documentales, un concurso de jóvenes talentos, conferencias y mesas redondas, programas de mentoring etc.. El proyecto pretende ser una plataforma de visibilización, promoción y apoyo para las mujeres en el jazz y un intercambio para profesionales del sector y para eso hay que tener en cuenta todos los aspectos que intervienen para que la situación a día de hoy, sea la que es. La educación, formación y profesionalización de las artistas, los referentes, las programaciones, productores y productoras. Nuestro objetivo es contar con todos los agentes implicados para ayudar en la medida de lo posible y generar un impacto y un cambio en este género musical.

FeminaJazz

Me comentabas el otro día por teléfono que en Cádiz las mesas redondas habían estado apoyadas por hombres, ¿importante esa aportación?

Comentaba que hubo hombres entre el público que hicieron aportaciones interesantes. Esto es un asunto de todos, no es sólo importante, es necesario que estén, participen, se impliquen, como decía antes todos los agentes son necesarios para operar un cambio.

Muchos festivales que se van creando de todo tipo de música, ¿vuelve a ser la música otra parte fundamental de la cultura de hoy en día?

La música, para mí, es un conector universal, es una disciplina artística que te llega al corazón, de un flechazo, nunca he pensado que dejara de ser parte importante de la cultura, lo que pasa, según mi punto de vista, es que durante mucho tiempo la música ha estado bajo el control de las grandes discográficas y ahora ha vuelto el directo, los conciertos en vivo, los discos, ya no se venden.

Es complicado crear e innovar en la sociedad actual en la que vivimos, pero ¿qué nos aporta de nuevo FeminaJazz?

Dejo la innovación a las start-ups que de eso saben mucho, nosotras nos limitamos a llevar a cabo un proyecto cultural con un fin social y a ponerle toda la ilusión y trabajo que sea necesario mientras lo sea, necesario, quiero decir. Esperemos que un año de estos ya no necesitemos ningún FeminaJazz, ese es el objetivo.

Jovenes talentos, es una parte del festival, un buen impulso para visibilización de la mujer dentro del mundo de jazz, ¿hay cantera para el jazz femenino?

Claro, hay cientos de estudiantes en los conservatorios tanto en España como en el resto de Europa.

FeminaJazz y Portugal ¿cómo nace esa colaboración?

Pensamos que era la más natural, por proximidad, por la calidad y excelencia musical del país con el que llevamos  tiempo colaborando.

Hace dos años se creó en Madrid un festival de cine dirigido por mujeres, este año en su segunda edición, tenían casi como slogan HEMOS VENIDO PARA QUEDARNOS, ¿FeminaJazz tiene ese mismo propósito?

Por supuesto, mientras sea necesario.

FeminaJazz

En FeminaJazz estarán presentes las siguientes artistas: Irene Reig, María Toro, Eva Fernández Trío, Carmen Souza, Lucía Rey y Patricia Kraus. Además de los respectivos conciertos, el festival albergará más actividades entorno al jazz, teniendo a la mujer como la gran protagonista.

Susana Peral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *