El teatro Fernán Gómez acoge Mariana con la autoría de José Ramón Fernández

Del 1 al 12 de diciembre la obra escrita por José Ramón Fernández y dirigida por David Ojeda, Mariana, estará representada por Lucía Álvarez y Marcos Pereira en el Teatro Fernán Gómez, Centro Cultural de la Villa, en la Sala Jardiel Poncela.

Esta obra es el reconocimiento a un personaje histórico que sufrió la ocultación de su talento, de sus hechos, de sus pensamientos y de todo por lo que luchaba como persona y como mujer. Muestra a la protagonista encerrada en la sociedad que había apartado y relegado de llevar a cabo sus ideales pero nunca de ellos.

La obra habla de lo que fue, pero también aborda lo que hubiera podido llegar a lograr y el legado que realmente ha dejado en la sociedad y en las mujeres, todo por medio de sus pensamientos y de los objetivos que tenía que reprimir por la época en la que estaba. Por ello esta obra tiene el propósito de recordar todo lo que pensaban muchas mujeres años atrás, el legado que dejaron aunque fuera a escondidas, y reivindicar su nombre y figura.

José Ramón Fernández, autor del texto, habla así del mismo: “Era 1990. Yo empezaba a escribir teatro. Quise escribir un monólogo sin atender a reglas, dejándome llevar por la respiración de un personaje. Apenas le queda otra cosa que el nombre y la alusión a una bandera, para recordar a la mujer granadina que se hizo leyenda de valor y convicciones. Apenas hay una frase para recordar que Lorca ya escribió este personaje: “Estoy sola y soy la misma libertad”. Desde 1995, Mariana ha pisado escenarios de España, Francia, Canadá, Argentina, Uruguay y Venezuela. Ha vivido tanto porque está viva en muchos lugares. Porque las noticias de que está viva y presa en muchos lugares nos encogen cada día el corazón. Ahora regresa gracias a Lucía Álvarez y a David Ojeda. Para seguir pensándola. Para saber dónde estamos.”

José Ramón Fernandez, autor del texto y Premio Nacional de Literatura Dramática 2011

Hay que poner en contexto que Lucía Álvarez maneja el escenario con gran maestría cuando se trata sobre todo en tonalidad clásica, con su voz alcanza a sus personajes y los deleita con la elegancia y fuerza que cada uno necesita. Una buena recitadora por lo que abordar este personaje estará siendo para ella un placer y un gran gozo en el escenario, por su papel y por lo que ha representado como mujer la protagonista, por sus luchas y por sus ideales.

Acompañada en el escenario por Marcos Pereira, un actor sordo, y que ya a su corta edad disfruta de las tablas del escenario como su propia casa. Esta elección en la obra es marca de la casa de Palmyra Teatro, la productora, que lucha por la integración en la cultura de las personas con discapacidad. Por último hay que nombrar a la persona encargada de la música Carlos Ramos, considerado uno de los guitarristas actuales que navega entre lo tradicional y lo contemporáneo.

Todos los pases de Mariana serán accesibles para personas con discapacidad intelectual y sensorial. (Paseo Escénico, subtítulos, audiodescripción, bucle magnético, sonido amplificado, programas de mano accesibles). La atención a la accesibilidad del espectáculo se realiza con la colaboración que la compañía tiene con la Fundación SIGNE y CESyA (Centro Español del Subtitulado y Audiodescripción)


Actividades:
Encuentros con el público: Jueves, 9 de diciembre
Al terminar la función con la asistencia del elenco artístico


Mesa Redonda: Accesibilidad e inclusión en las artes escénicas
Viernes, 10 de diciembre

FICHA ARTÍSTICA MARIANA
Autoría: José Ramón Fernández Dirección: David Ojeda Asistencia a la Dirección: Sara Akkad Autoría musical e interpretación: Carlos Ramos Escenografía y vestuario: Mónica Florensa Iluminación: María José de Pomar Moreno Intérpretes: Lucía Álvarez y Marcos Pereira Producción: Palmyra Teatro y Fundación SIGNE Producción ejecutiva y distribución: Roser Murillo Lechuga Género: Drama Público: + 15 años Duración: 60 minutos

Por Susana Peral

Los pies en el suelo, la cabeza no se sabe bien por donde… Los números siempre de profesión y parece ser que por pasión las letras, aunque en su día no me atraían demasiado, así que disculpen la interrupción. Un día simplemente me dio por escribir del Séptimo Arte y de ahí en adelante... Me gusta sacar jugo de lo que veo y vivo, pero sin buscarle tres pies al gato, aunque muchos dirán todo lo contrario.

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *