El sexo nubla la vista del lujurioso

Vía - wwww.trbimg.com
Vía – www.trbimg.com

«Mis hijos gozaban de buena salud, mi mujer era guapa y mi vida era jodidamente perfecta» Noah Solloway

Parte Uno: Noah

Luna oculta, brisa marina y olor a sexo impregnado en mi piel. ¿Cómo escapar de ti, dulce Alison? Si sólo al escuchar el leve sonido de la voz de Fiona Apple, interpretando ‘Container’, cubro con espuma tu recuerdo. Insisto, aléjate o Peter Pan nunca crecerá.

Ansío desplazar mis manos por tu ingle sonrosada y notarte húmeda. Pero a su vez quiero vivir atado a mi esposa, a la fauna de crios que me rodean, ¡a la vida estable que poseo! Maldigo tu existencia.

¿Serás la musa que necesito para proseguir con mi segunda novela? Siendo así este profesor será alumno, para aprender de tus enseñanzas y esconderme bajo tu blusa. Sentirme deseado, anclado entre tus piernas.

Mas en un interrogatorio pasional prosigue el secreto oculto que no debemos desvelar. Sin preámbulos, hincapié en nuestra tórrida y erótica historia de amor.

Vía - www.hollywodreporter.com
Vía – www.hollywodreporter.com

Parte Dos: Alison

Buscando apoyo en J.M. Barrie, perdiéndome en su lectura, persigo al hombre que deposite en mí su placer. Madre huérfana de hijo, miedos adoptados sin remedio. En arreglo tu mirada me hace grande y te pido con ambición de rodillas: ¡jódeme fuerte!

¿Qué hice para que el capitán me aterrorizara con su garfio?, ¿cuáles fueron mis mal pasos? Sirvo comidas y cafés, mientras oculto con ahínco las emociones que albergan mi ser. Querido Noah, padezco de hipocresía, eres marido pero he de atar tu arca.

Producto del vano apoyo del que era mi mejor amigo, perdida la ilusión de vivir.  Utopía que no llega y su masturbación me deja vacía, siento la necesidad de tu nueva compañía.

Cuestiones se repiten implicándonos en un crimen pasional, nuestra relación extramarital, la causa y efecto de un misterio velado por las olas del océano…

Vía - www.myspacecdn.com
Vía – www.myspacecdn.com

Parte Tres: Crítica

Jugar en aventurado terreno hace que uno se exponga a las miradas de terceros. No son Noah o Alison, mágnificos West y Wilson, de quienes hablo. Sino más bien de los inventores de uno de los prodigios de esta temporada que acaba.

Con especial énfasis en la inusitada belleza de sus imágenes, que traen consigo las mejores secuencias de sexo rodadas este año.

Cuando creíamos que True Detective iba a ser la única sorpresa televisiva llega algo insólito, diferente y primitivo. Nuevo poema a la vulnerabilidad del ser humano.

El nuevo estreno de Showtime, un relato análogo desde diferentes ejes. Y la premisa más original del 2014, cuyo título responde por «The Affair».

 

Angel Villar Llopis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *