Cajas que son bancos

O bancos que fueron cajas. Porque de eso se trata, de bancos que en su día fueron cajas de ahorros. Esas instituciones que, aparentemente, no tenían propietario. Y digo aparentemente porque en realidad sí lo tenían. El problema es que las instituciones que las controlaban no se sentían impelidas por el capital social a hacerse responsables de la marcha de la entidad ¿Cómo es posible que en casi 200 años de historia no se hubiera dado el problema con anterioridad? La clave es que se perdió el rubor y el sentimiento de propiedad, que son cosas muy distintas. Las cosas se pueden cuidar, gestionar y conservar con esmero, aunque uno no sea el propietario.

Pero en esto de las cajas de ahorros han existido muchos intereses cruzados, y la mayoría de ellos eran coincidentes en ser opuestos a la continuidad de las mismas, empezando por los bancos que vieron una oportunidad de oro para ampliar su cuota de mercado y su negocio. Y esa conjunción de intereses vino a cargárselas, partiendo de una malísima gestión de su actividad, especialmente de aquellos que más provecho obtenían de ellas, las autoridades políticas regionales y las instituciones más representativas. Que en los consejos de administración también se sentaban representantes de universidades, de academias, de asociaciones de empresarios, de sindicatos e incluso de la iglesia católica. No somos aún conscientes del daño que la desaparición de las cajas de ahorros, tal y como las conocimos hasta 2013, va a suponer para el empresariado pequeño y mediano del país. Pues las cajas de ahorros, como tales, con la nueva legislación tienen limitado su tamaño y territorio de actuación.

Por eso me parecía oportuno estudiar la información que nos proporcionaba la CECA (Confederación Española de cajas de ahorros), una asociación bancaria que en tiempos tuvo la consideración de entidad de crédito y que hoy opera a través de CECABANK, SA, y que agrupa a diversas entidades de crédito, por una parte a antiguas cajas de ahorros, que se han transformado por imperativo legal en bancos y de ahí que en casi todos los casos su denominación sea la de sociedades anónimas, y por otra parte a dos cajas de ahorros, según la actual definición que de las mismas hace la Ley 26/2013, de 27 de diciembre.

Puede parecer a algunos que hago mucho hincapié en estudiar el sector financiero, pues hace dos semanas publiqué un análisis del conjunto del sector con información del Banco de España. Pero es que se unen dos razones de peso. La primera es que la economía español está muy bancarizada y el peso del sector financiero en nuestra economía es muy significativo. La segunda es que hasta que el sector financiero no funcione adecuadamente, la economía no lo hará, como hemos comprobado a lo largo de los últimos 7 años. También lo hago para criticar algunas extravagancias que nos llegan del sector.

Últimamente hemos ganado en rapidez en obtener información y ya contamos con una parte significativa de la información del ejercicio económico 2014. A finales del mes de marzo ya conocíamos los datos correspondientes al ejercicio indicado de las entidades adheridas a la CECA. Y he decidido preparar un cuadro con los datos de la cuenta de resultados de aquellas entidades con relevancia, considerando solamente la cuenta de resultados individual. Hay entidades vinculadas entre sí, BANCO CASTILLA LA MANCHA, SA con LIBERBANK, SA, CAJASUR BANCO, SA con KUTXABANK, SA y UNICAJA BANCO, SA con BANCO CEISS, SA, pero los datos corresponden a sus cuentas de resultados individuales, no he utilizado datos consolidados pues entendía que ello podía distorsionar la información del conjunto.

cajas3

Lo primero que quise conocer era como se formaba el resultado de estas entidades y descubrí con asombro que no existe homogeneidad en la formación del mismo. Hay entidades que obtienen un altísimo margen de intereses, como es el caso de CAJASUR BANCO, con un 72%, lo que significa que o cobra unos altísimos intereses o remunera muy mal su pasivo, quizá sea fruto de una situación de cuasi monopolio en su área de influencia, y otras obtienen un margen muy reducido como CATALUNYA BANC o BANCO CEISS que obtienen un 35%. Entidades con unos costes de personal sobre intereses percibidos muy elevados, como es el caso de IBERCAJA BANCO y KUTXABANK con más del 40%, frente a entidades con costes laborales más ajustados como BMN y BANKIA, con la mitad de cote de las anteriores. Entidades que han tenido que cubrir las pérdidas por deterioro del valor de sus activos con una parte muy significativa del margen bruto como BANCO CEISS y BANCO CASTILLA LA MANCHA e inclusive han más que consumido el margen bruto en esas pérdidas por deterioro como es el caso de CATALUNYA BANC, que llega al 117%.

Pero lo sorprendente vino al observa el resultado antes del impuesto sobre beneficios, pues analizar el resultado después del impuesto está bien para otros menesteres, pero no para estudiar la salud de las cajas-bancos. Y observé con sorpresa que KUTXABANK, BANCO CASTILLA LA MANCHA y BANCO CEISS obtienen pérdidas antes del impuesto sobre beneficios. Esto debería llamar la atención del Banco de España. Pues está en la mano de estas entidades la posibilidad de entrar en beneficios.

Y a la vista de lo anterior decidí hacer una prueba de esfuerzo adicional, cuál sería el resultado si se omitieran los rendimientos de instrumentos de capital. Total, dichos rendimientos se corresponden con los ingresos que les proporcionan las participaciones en el capital de otras sociedades, dividendos especialmente. Dichos ingresos no se corresponden realmente con el negocio de entidad de crédito propiamente dicho. Y aquí sí que surgió la auténtica sorpresa, además de las tres entidades con pérdidas citadas, CAIXBANK entraría en pérdidas, exactamente en más de 1.100 millones de euros de pérdidas. Otra cuestión que debería llamar la atención del Banco de España porque esta caja-banco tiene una estructura de costes muy elevada, especialmente en el capítulo de personal, más de 15 puntos porcentuales con su principal competidor del grupo, y eso que cuenta con unos ingresos por comisiones que son la envidia del sector. Pero en el negocio estrictamente de entidad de crédito, CAIXABANK estaría en pérdidas.

Con los datos en la mano, KUTXABANK, BANCO CASILLA LA MANCHA Y BANCO CEISS tienen que mejorar su gestión, a pasos agigantados; pero CAIXABANK tendría que adelgazar su estructura y establecer un plan serio de saneamiento de sus activos. Pero el adelgazamiento de la estructura supone el cierre de oficinas y el despido de personal, ¿quién le ha ofrecido cerrar los ojos a cambio de que no haga el adelgazamiento que tendría un reflejo negativo en la sociedad y en el clima social?, ¿pagaremos los españoles este entornado de ojos?

Un último apunte. Viendo los resultados tan positivos de ABANCA CORPORACIÓN BANCARIA (antigua NovaCaixaGalicia Banco), ¿Alguien puede explicar cómo se ha vendido esa entidad por el Estado sin casi percibir ingresos por ello y después de aportar más de 9.000 millones de euros?

Ya sabéis que me gusta animar, aunque sea con ironía. Pero en esta ocasión solo queda espacio para la nostalgia, la de aquellos tiempos en que estábamos con la gente.

salud a tod@s

Pedro L. Egea

3 comentarios

  1. Gracias por el análisis, como siempre con el rigor de los números. Y como el papel lo aguanta todo, que curioso, llama la atención la forma en que Kutxabank SA pasa de tener pérdidas antes de impuestos a ser el noveno mejor resultado después de impuestos. Y alguien habrá dicho aquello de “Qué buenos somos!”…

  2. Hola Pedro.

    Muy buen artículo, te felicito. Interesante la tabla que presentas. Es para analizarla en detalle. Lo que expones sobre Caixabank y Abanca, estoy de acuerdo. Veremos en qué queda el agujero de Caixabank que explicas y la socialización de pérdidas para todos los ciudadanos para luego regalarla. Increíble.
    Este artículo me ha recordado lo que comentaba Juan Antonio Maroto Acín en este vídeo:
    http://www.youtube.com/watch?v=ehD1M7wZv9o

    Abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *