Morrison también abordó en esta novela aspectos de la condición de género; de la desventaja y la subordinación a las que hemos estado sometidas las mujeres por los siglos de los siglos, amén. Uno de los elementos más perniciosos y que persiste aún en la actualidad es el concepto de belleza femenina impuesto (que no siempre lo decide el sexo opuesto).

A Cristina Huarte y José María Bardavío, ellos saben por qué Élisabeth Roudinesco ha escrito un hermoso diccionario de amor. Incluso, si se me permite, ha conseguido la primera Baedecker del psicoanálisis.  Esto debe explicarse, pues quienes, en mayor o medida, hemos seguido su carrera, sabemos que no es extraño leer bajo su pluma comentarios…