El mundo de los astronautas y sus entrenamientos en clave sentimental, puede que demasiado, y fantástica. Como una versión animada del “Space cowboys”, égloga a la amistad, pero con los silencios y la inmensidad espacial y temporal de un Tarkovski. No hay Frank Sinatra al final pero el hermoso tema de Valentin Vassenkov podría estar…