Foto-poemas de Richard Le Manz

A veces una imagen vale más que mil palabras, y por ello hoy jueves os queremos hablar de los últimos trabajos de Richard Le Manz, que con sus fotografías nos habla a través de su cámara y mirada de la situación que tenemos ahora mismo, pero no solo en este instante por el coronavirus si no en general en nuestro planeta.

Estas fotografías las denomina foto-poemas dentro de su proyecto “INSTANTE DECISIVO” que esta se encuentra enfocado en la Inacción en la lucha contra el cambio climático, en el titulo está implícito el famoso concepto fotográfico de Henri Cartier-Bresson y dando un nuevo significado para este.

Una serie de imágenes que llevan implícito el cambio que tenemos que hacer y lo que la naturaleza está pidiendo sin poder ya casi respirar y que Richard ha plasmado. Para conocer un poco más su trabajo y su trayectoria os dejamos unas preguntas que nos hará conocerle mejor:

¿Cómo pasas de ser ingeniero a ser fotógrafo?

Creo que nunca se dejaré de ser ingeniero, al igual que nunca dejaré de ser fotógrafo.

De ingeniero a artista es una buena definición, similar a otras que han hecho sobre mí como otra que recuerdo, de la belleza al compromiso. Y para ambas tengo la misma respuesta: pasé de una a otra cuando conseguí reflexionar, entender, y tuve la necesidad de contar.

Parecen dos mundos totalmente opuestos, pero no los son tanto, es más, creo que están muy cerca. La figura más característica del ingeniero -artista es Leonardo da Vincci que, aunque es más conocido por su creación artística, su inagotable ingenio concibió numerosas maquinarias y artificios que seguramente todos recordamos. La fotografía también necesita de ese dominio de la técnica.

El ingeniero mira hacia el exterior para encontrar la solución práctica a los problemas y el artista mira hacia el interior tratando de traspasar esas fronteras para convertir los paisajes interiores en exteriores.

Estamos acostumbrados a acudir  a exposiciones de arte, ¿La fotografía es otro medio de expresión como la pintura o la escultura, que diferencias hay entre todo?

A estas alturas creo que ya nadie discute que la fotografía es un arte más.

En Emiratos Árabes, en una charla que titule “Don´t take pictures” (No hagáis fotografías) precisamente reflexionaba sobre esto. No todo vale. El mundo está saturado de imágenes y precisamente esto quizá sea la principal diferencia con la pintura y la escultura.

Considero la fotografía como un malabarismo de tres elementos, el referente, (eso que quieres fotografiar), la luz y el tiempo. Combinando estos elementos puedes conseguir  una fantástica función, pero para que sea sublime falta el ingrediente más importante: tú, tus ideas, tu mensaje, tu identidad, tus reflexiones.

La fotografía, la pintura o la escultura no son importantes en sí mismas, lo son por su capacidad de trasmisión de ideas, sentimientos y mensajes para provocar reacciones.

Cada medio, por supuesto, tiene su propia técnica. En mi práctica utilizo las tres, comienzo pintando, haciendo un boceto de la idea que quiero transmitir, después hago la escultura, el escenario, los objetos a utilizar y por último llega la fotografía.

Podrías definir brevemente» filografía”

Un curioso término que define muy bien el tipo de trabajo que hago.

Este término proveniente de la unión de las palabras “filosofía” y “fotografía” fue acuñado en León por la periodista local Manuela Bodas para definir mi trabajo, fotografía para filosofar, fotografía para hacer pensar.

Yo añadiría fotografía de las ideas. No solo enfocar a nuestros sentidos; sino también a nuestra inteligencia y conciencia.

¿Esta serie de fotografías es pura influencia de la situación o han sido hechas a partir de otra idea que tuvieras concebida?

Las fotografías que se muestran pertenecen a una serie más amplia, “Instante Decisivo”, que reflexiona sobre la inacción en la lucha contra el cambio climático.

El título de la serie juega con el famoso concepto fotográfico de  Henri Cartier-Bresson, proponiendo un nuevo significado para el mismo.  Posiblemente el propio Bresson jamás habría podido imaginar que su “instante decisivo” pudiera tener relación con el momento en que nos encontramos con respecto al cuidado de nuestro planeta.

Los artistas no somos ajenos a la situación que vivimos y precisamente esa especial sensibilidad hace que lo vivamos más intensamente. Por eso a la serie he añadido alguna fotografía relacionada con la situación de confinamiento, de homenaje a nuestros sanitarios y servicios de emergencia.

En épocas de crisis, como la que estamos viviendo, ¿crece la creatividad?

Se dice que los problemas agudizan el ingenio y posiblemente esto es así.

La creación en sí misma está basada en la reflexión y el pensamiento. Esta extraña situación que vivimos nos hace disponer de un tiempo muy valioso, para leer, reflexionar, experimentar y crear.

¿Qué significa para tí www.nepalwillriseagain.com ?

En mi adolescencia ya contaba con una mirada especial, dibujaba y pintaba. Varios de los profesores me animaban a seguir una carrera artística pero mi procedencia humilde hizo que al final desarrollara una ingeniería. De adulto, la fotografía viene a llenar esa faceta artística abandonada en pos de mi profesión convirtiéndose en mi pasión y obsesión.

Comencé en la fotografía de paisaje y en 2015, estaba preparando mi primera exposición individual sobre las increíbles montañas del Himalaya cuando ocurrió

el terrible terremoto que destruyó Nepal. Esa exposición se transformó en un proyecto fotográfico – solidario para ayudar a las víctimas. Con el apoyo de otros dos fotógrafos y durante 2 años, con numerosos eventos y exposiciones en diferentes ciudades, conseguimos recaudar fondos suficientes para reconstruir una escuela en el epicentro del terremoto, en la región de Gorka (Nepal).

Esta iniciativa fue un punto de inflexión. La reflexión interna me llevó al convencimiento de que tenía que escribir, publicar, fotografiar y defender lo que realmente sentía para desarrollarme como ser humano primero y como artista después. En ese momento es cuando sentí la necesidad de contar, dejando que mi trabajo artístico fuera una extensión de lo que soy.

¿Crees que la situación que estamos viviendo a nivel mundial nos hará reflexionar sobre el planeta?

Espero y deseo que así sea aunque no soy muy optimista. Lo estamos sintiendo, desgraciadamente, en nuestras propias carnes. O cambiamos nuestra relación con la naturaleza, con el planeta, o todo se ira al garete.

La teoría de que la naturaleza se ha revelado ante el daño que durante estos años le hemos propinado no me causa ninguna sorpresa. Nosotros somos el mayor patógeno para nuestro propio planeta.

Mi trabajo gira desde hace unos años, de una forma u otra, en esta reflexión.

El título de una de las series anteriores “En nuestras manos” define muy bien esta realidad tozuda, el futuro de la naturaleza, de nuestro planeta, nuestro futuro, en definitiva, está en nuestras manos. Cada uno tenemos una responsabilidad individual de proteger y aportar para ello.

¿Un sueño por cumplir?

Me quedan muchos pequeños y grandes sueños por cumplir dentro de este precioso camino pero sin duda el sueño más bonito es conseguir remover alguna conciencia.

Mi trabajo, es el medio de expresión, es el lenguaje, un lenguaje que transporta un mensaje cargado de ideas e inquietudes y sería feliz con lograr la  transformación de uno solo de mis espectadores.

Susana Peral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *