Entrevista Borja Rodríguez Niso (Tributo Ludovico Einaudi)

Espacio Ronda
Espacio Ronda
Borja Rodríguez Niso

A veces llegamos a cosas importantes e interesantes  por mero azar. Esta entrevista tiene un punto metafórico,  entre como me encontré con la persona a entrevistar, Borja Rodríguez Niso,  y como él encontró su presente y futuro, las casualidades. Vi la propuesta de un concierto tributo por parte de Borja Rodríguez Niso en una publicidad de una red social, el en su día se encontró con quien cambió su vida en un concierto, y no era otro que Ludovico Einaudi. Me resultó interesante su concierto, su homenaje y sobre todo lo que leí al respecto de su corta e intensa carrera musical. Es un testimonio de superación, de fe en sus sueños, de forjar futuros y nueva personalidad con lo que se quiere a cualquier edad. Una historia que me pareció interesante contar, como demostración que los sueños se pueden hacer realidad.

Un relato, el tuyo Borja, sorprendente al anunciar tu concierto en Facebook ¿Cómo toma uno una determinación tan fuerte al salir de un concierto?

Sinceramente, no tengo ni la más remota idea. Antes de este suceso que cambio mi vida por completo, yo era de los que pensaba que estas cosas no ocurrían en la vida real, que era cosa de leyendas urbanas o historias que se contaban y exageraban con el paso de los años, pero la realidad es bien distinta y debo admitir a mí me pasó de verdad, aunque aún me cueste creerlo.

Todo empezó durante el concierto de Ludovico Einaudi en el Teatro Real de Madrid el 16 de Abril de 2016, en un momento concreto mientras sonaba la canción Nuvole Bianche -que algunos conocerán por el anuncio de la lotería de navidad La Fábrica de Maniquíes-, algo cambió dentro de mí, no sé cómo describirlo, solo sé que sentí unas incontrolables ganas de llorar que no cesaron durante todo el concierto, incluso durante varios días. Fue una conexión mágica con la música, una llamada interior hacia algo para mi desconocido por completo. Era la primera vez que iba a un concierto, mi primera experiencia con un concierto de piano.

Al día siguiente desempolvé un piano digital, que mi hijo nunca usó, y decidí probar suerte, sentarme a tocar e improvisar. Durante las primeras semanas centré mis esfuerzos en sacar el tema Nuvole Bianche de oído y gracias al maravilloso mundo de tutoriales en YouTube. No habían pasado ni 2 semanas cuando me di cuenta de que no sólo había conseguido sacar de oído y tocar el tema, con cierta dignidad, sino que también había compuesto de manera improvisada una de mis primeras composiciones (hoy dentro de mi primer álbum Orígenes) al que llamé ‘La Tormenta Perfecta’.

En la vorágine y crisis económica de nuestra sociedad es difícil tomas decisiones tan drásticas como las tuyas ¿El cambio que has tenido ha sido paulatino o lo has tomado como algo más radical?

La verdad es que el cambio ha sido bastante radical. Desde un principio tuve claro que el piano era mi Elemento -si no habéis leído a Ken Robinson, por favor hacerlo- y que para ser bueno debía invertir muchas horas. Desde que empecé a tocar hace menos de 2 años hasta hoy, no pasa un solo día en el que no dedique entre 2 y 4 horas a desarrollar mi técnica, llegando incluso a 8 horas o más, los fines de semana y por supuesto durante todas las vacaciones. Todos los días del año, los 365 días, durante los últimos 2 años he estado practicando, estudiando e investigando. Todo sin descanso, pero siempre disfrutando al máximo.

Para ello evidentemente tuve que dejar una gran parte de mi trabajo. Trabajar media jornada para poder dedicar el resto del tiempo a mi gran pasión, a mi Elemento. En cierta medida, os puedo asegurar que el piano, la música, en definitiva, me ha hecho madurar y ver la vida de otra manera. Ya no todo es trabajar para ganar dinero, para mi hoy eso no es lo más relevante, si necesario, pero no imprescindible. Ahora trabajo lo justo para poder vivir y poder dedicar el máximo tiempo y energía al instrumento, a mejorar el sonido, la técnica, incluso a aprender a leer, no olvidéis que aún no se leer partituras, que hasta el momento toco de oído y lo memorizo. Hay tantas cosas que aprender que incluso dedicando 8 horas al día no tendría tiempo de verlo todo para poder conseguir lo que quiero en pocos años.

No es fácil retomar la dinámica de formarse, sobre todo cuando es en otro ámbito totalmente dispar a lo que se hace habitualmente, ¿cómo ha sido ponerse a estudiar piano y demás?

Si me lo permites citaré al gran Walt Disney:«Todos tus sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos». Yo me he demostrado a mí mismo y a todo aquel que viene a mis conciertos y conoce mi historia (la cual cuento según discurre el concierto), que todo es posible, si tenemos la determinación y el coraje de perseguirlo y en mi caso es tal la conexión que he sentido por la música, es tal la pasión y el amor que siento, que supera con creces mis limitaciones de edad o de cualquier otro tipo y me ha logrado abrir las puertas que para muchos serían un imposible, una quimera.

Sinceramente estudiar piano me gusta tanto que para mí no resulta ningún esfuerzo y es cierto que muchos días acabo agotado, me duelen los brazos, las muñecas, las manos, los dedos, incluso las piernas y la espalda. Son muchas horas invertidas sin descanso, pero todas y cada una de ellas merecen el esfuerzo por el resultado que estoy obteniendo, todas ellas merecen la pena por poder sentarme al frente de un piano de cola y simplemente poder tocar ante el público. Solo quiero eso, solo pido eso, poder tocar y transmitir mi pasión a los demás.

¿Quién me iba a decir hace menos de 2 años que iba a terminar dando conciertos por toda España en homenaje a un compositor al que antes del ese sábado 16 de abril de 2016, ni siquiera conocía?, sinceramente nadie se lo termina de creer, y a mí aún me cuesta hacerlo.

Ya con el paso de casi dos años y viendo las cosas desde una perspectiva más asentada ¿Qué repercusión ha tenido a todos los niveles, personal y profesional, y en qué ha cambiado cada aspecto?

Como decía antes, bastantes, a nivel laboral he tenido que abandonar varias de mis dedicaciones anteriores para poder tener todas las tardes libres para estudiar. A nivel personal por supuesto el sacrifico es enorme, tengo mujer e hijo a los que no puedo dedicar todo el tiempo que me gustaría, tampoco tengo mucho tiempo para hacer otras cosas que me gustan, pero aun poniendo todo esto en una balanza, salgo ganando con creces porque estoy haciendo lo que verdaderamente amo, estoy desarrollando mi Elemento, y eso es algo maravilloso.

Sin olvidar la repercusión económica, no solo porque trabajar menos incurre en menos ingresos, sino porque claro, no podía aprender piano sin tener uno de verdad en casa, así que, a los pocos meses de empezar a tocar, decidí vender el piano eléctrico, enrollarme la manta a la cabeza y pedir un préstamo y comprar un piano de verdad con el que poder mejorar y crecer como pianista. ¿Alguien me puede explicar cómo puede valer un piano nuevo más que un coche?

Quierodarconciertos.com

Un mundo nuevo, dispar a tu vida anterior ¿Qué tipo de apoyo has tenido a la hora de lanzarte y para organizar tus conciertos?

Realmente ninguno. Decidí que quería dar conciertos el pasado mes de agosto, la gente me miraba como un bicho raro, mi profesora tampoco me apoyó, la gente me decía que era una locura, que no estaba preparado, que solo llevaba 1 año estudiando piano y que como iba a dar conciertos, que esperara más tiempo, que me dedicara a estudiar. La única persona que me apoyó y que lo ha hecho siempre es mi mujer, mi querida y fiel compañera Lidia. Una mujer que durante los últimos 10 años siempre me apoyó en todas mis decisiones, aunque supiera que eso nos podía restar tiempo juntos, ella ha sido un verdadero apoyo y a ella le debo prácticamente lo que hoy soy, no solo como pianista, sino como persona.

Pero volviendo a la pregunta, realmente me decidí empezar a dar conciertos y me di de frente contra un muro, un muro con el que todos los músicos se enfrentan y por lo que he podido oír y comprobar, al que muchos se rinden a sus pies. Pero eso no va conmigo, tengo 37 años, he montado a lo largo de mi vida más de 7 empresas y pocas veces nadie me ha dicho lo que tenía que hacer o mejor dicho (no me malinterpretéis), nadie me ha convencido nunca de no hacer algo que yo tenía clarísimo que quería conseguir, soy así de cabezota, y menos mal.

Empecé a investigar por internet, mande mails a todos los sitios posibles y a los imposibles también, a todos los responsables de salas de conciertos de España, a todos los programadores culturales de ayuntamientos, comunidades autónomas, teatros y festivales. Me puse en contacto con todo tipo de representantes de diferentes estilos musicales. De todos ellos, el 99,9% nunca respondió, el 0,1% respondió con palabras de alago pero nadie se interesó por mí.

Pero claro, eso de darme por vencido no es lo mío, así que llamé a Polimúsica (el proveedor donde compré mi piano). Desde aquí quiero dar las gracias a su dueño y amigo Luis Clemente por su apoyo más incondicional. Le propuse empezar a dar conciertos en su sala de Madrid de forma gratuita. Y así es como empecé durante los meses de octubre y noviembre de 2017, con conciertos íntimos para unas 70 personas, donde poder desarrollar mis primeras experiencias con el directo. He de decir que la experiencia fue increíble.

Durante los primeros conciertos fui capaz de llenar y de generar expectación en gente que ni conocía, la mayoría venía a través de las redes sociales. Esto me sirvió para grabar mis primeros vídeos y a su vez me permitió promocionarme un poco mejor y así sucesivamente. Pero el cambio real vino cuando conocí a Luis García Vegas, quien me llamó tras recibir un mail mío y quien hoy y espero que por mucho tiempo, me está ayudando con ideas y contactos por toda España para empezar lo que ahora sí, considero el inicio de mi carrera musical. Gracias Luis, de corazón por estar siempre apoyándome y por tu inestimable y sincero aprecio.

Espero que esta entrevista sirva para que otros muchos se fijen en mí y me permitan disfrutar y hacer disfrutar a los demás a través del idioma más universal y puro que existe, la música.

Ludovico Einaudi  es ya un referente musical para muchos pero, ¿Cómo elegiste el repertorio de temas que tocas en el concierto Tributo?

Es una buena pregunta. En primer lugar, he ido eligiendo los temas que más me han gustado de Ludovico Einaudi o que me ha ido sugiriendo mí instinto en cada momento. Pero, sobre todo, he ido seleccionando aquellas composiciones que mi capacidad y técnica me permitían tocar con cierta soltura según iba aprendiendo y desarrollándome como pianista. Las últimas piezas que he incorporado al repertorio han sido las que más tarde he podido tocar por cuestiones de aprendizaje.

Pero además del propio repertorio, hay otro aspecto importante que me gustaría destacar, el concierto que dura unos 90 minutos lo tengo ensayado de continuo, es decir sin descanso, tan solo hago una parada en el minuto 45 de menos de 1 minuto para beber agua y respirar, para continuar con el segundo bloque. Durante los 90 minutos de duración el piano no para de sonar en ningún momento, todos los temas están enlazados, el final de un tema enlaza con el principio del siguiente.

Para ello he ido componiendo preludios e improvisaciones que me ayudan a modular entre las diferentes composiciones y a suavizar el cambio de tonalidades y de expresión, de modo que el viaje completo al que sumerjo al público sea continuo. Era un reto que me propuse a finales de año y hoy por hoy, creo que lo he conseguido, con mis carencias por supuesto, pero el resultado creo que es aceptable.

Si queréis comprobarlo por vosotros mismos podéis venir a escucharme el próximo domingo 11 de marzo a las 18:00 en la Sala Espacio Ronda en Madrid.

Se nos han quedado en el tintero más preguntas que os desvelaremos el próximo sábado 17 de marzo. 

Espacio Ronda
Susana Peral

4 comentarios

  1. Sencillamente maravilloso, realmente se puede. Sólo proponerse algo con determinación y caminar con decisión, te lleva a cada hito en el viaje de los sueños. Enhorabuena Borja.

    1. Gracias por tus palabras de apoyo Arturo! Querer es poder pero también conlleva un enorme sacrificio y dedicación. Como dice el anuncio de la Lotería, cumplir los sueños no es barato no? jejeje… Ahora solo queda seguir trabajando duro para lograr dar más pasos en el camino. Un abrazo!

  2. Desde luego es de esas historias que gusta contar, por la perseverancia que ha puesto Borja para salir adelante en un entorno totalmente desconocido para él, con tanta ilusión. Es todo un ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *