Es un hablar siempre inadecuado, vejado por metáforas inservibles, inferiores a su objeto. Es imposible, digo, pensar la música. Y estas líneas serían del todo innecesarias, al sernos devuelto el discurso a la fatalidad de lo inexpresable, de lo inefable, de eso que Fauré llamará el punto intraducible por encima de lo que es, mientras se preguntaba, como nosotros ahora, como nosotros quizás ya nunca, antes de estas palabras, ¿qué es la música?

«En Andalucía confluyen la desesperación filosófica del Islam, la desesperación religiosa del hebreo y la desesperación social del gitano» Carlos y Pedro Caba Andalucía su comunismo libertario y su cante jondo Si tuviéramos que escribir una genealogía de las migraciones en Andalucía podría decir, sin lugar a dudas, que nos faltaría espacio en estas escasas…

En el período comprendido entre la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y el apogeo del nazismo en los años treinta, Alemania se convirtió en el escenario perfecto en el que hizo su aparición una nueva vanguardia, el expresionismo. Lo que comenzó como un movimiento pictórico en 1905 con la aparición del grupo Die Brücke (con figuras…