Ya llegó la Navidad en unos grandes almacenes

Collage Más Navidad que nunca. Sua Fenoll

Y este año más que nunca. Es más probable que puedas encontrarte con tu hermana mientras compras los regalos navideños en el Corte Inglés a que puedas juntarte con ella a cenar el 24, porque entre las dos unidades de convivencia sumáis más de 6.

Ya dijo el PP, que se abstenía en la votación del Estado de Alarma porque consideraba que había que salvar la campaña de Navidad. Sí, por si no os habéis dado cuenta parece que ya estamos en campaña electoral. ¿O debería decir todavía?

Pero que la campaña de Navidad no la van a perder. Sólo que Amazon y Mercadona, y puede que Telepizza si Ayuso se vuelve a estirar, se van a llevar más trozo del pastel. Ay amiguis, ya se sabe, a río revuelto…

Las cuentas de PayPal echan humo con la viralidad proporcional de los mensajes de <<consume local>> que todo el mundo comparte para hacer sentir a lxs demás entre tan culpables y tan indiferentes como se están sintiendo ellxs. ¿Y si este año, en vez de invitar a un pobre a tu mesa, pides la comida de año nuevo por Too Good To Go y haces tu buena acción navideña?

También es el momento cumbre de los folletos de juguetes. Los grupos de guasap de madres (y algún padre agazapado) bullen en intercambios de las últimas recomendaciones para diferentes edades. ¿Pizarra electrónica o rollo de papel del Ikea de 30m por 3€? ¿Cuál es la cocinita de madera que más sonidos hace, la del Aldi o la del Lidl? ¿Cuál es el día del lanzamiento, lo han puesto en la app? Corre antes de que se agote, a mí me salvó el confinamiento.

Y, aprovechando la ocasión, también hacen su campaña particular los estereotipos de género, alentados por pasillos y pasillos de juguetes clasificados por sexos y colores, que nos recuerdan que si a tu hija le puedes regalar una plancha de juguete, ¿no pueden acaso traerle los Reyes Magos de Oriente una Magefesa a tu señora? ¿Por qué no las venderán en tonos pastel?

Mientras tanto, en las residencias de la tercera edad reponen en bucle Pesadilla antes de Navidad. Aunque desgraciadamente ni la pandemia les va a salvar de la tortura colectiva de los villancicos 24/7 del 6 de diciembre al 6 de enero. Seguro que este año la Misa del Gallo la retransmiten en la 1. ¿Venderán ostias por Aliexpres?

Y así se acercan las reuniones familiares y de colegas por Zoom, porque este año nadie vuelve a casa por Navidad. Y el concurso de luces por streaming, como anunció ya el alcalde de Vigo, que 800.000€ de nada bien valen la ilusión y la alegría de la ciudadanía, a la que se le va a iluminar la cara desde su mesa camilla, aunque no tenga para encender el brasero. Y mientras Papá Noel  cuelgue de las ventanas del vecino de enfrente y el Rey suelte su speech por rtve, puedes sentir que las tradiciones importantes siguen intactas. Seguro que tampoco faltan las galas benéficas destinadas a obtener bonificaciones fiscales, una por lobby televisivo. Este año ¿las colectas serán para camas UCIS y respiradores? ¿Sobre qué harán bromas en Inocente, Inocente?

Tiemblo sólo de pensar en el anuncio de la lotería de Navidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *