Un café antes de entrar al Teatro

Acabo de aparcar el coche cerca de la puerta del teatro. He tenido la suerte de que me llamaran para regentar el Principal de Metrópolis. Con la subida del IVA me quedé sin trabajo de actor. Pero no me desanimo, cuando una puerta se cierra una ventana se abre. Y ahora estoy aquí, en un teatro vacío. Con mucho trabajo por hacer.

cafe-teatro

En la cafetería de enfrente me tomo un café con leche. El dueño, calvo con bigote, guarda el periódico de cada día y me ha dejado echarles un vistazo. Tan sólo he encontrado seis artículos donde aparece algo relacionado al teatro. Me gusta en especial uno que se llama El lujo de lo abandonado, lo firma un vecino llamado Fran Blanco. Así están los teatros, medio abandonados. Hay mucho trabajo por hacer: se acaba el año y todavía no tengo la programación para el año que viene… Comienza a entrarme la ansiedad. Me pego el último sorbo del café con leche. Esta bueno.

El dueño, calvo con bigote, me pregunta: “Es usted nuevo ¿Verdad?” Afirmo. “Soy Noé, voy a ser el programador del teatro Metrópolis”. El hombre ni se inmuta. “¿Es usted artista?” me dice con retintín. “Si” le miento. “Durante un tiempo viajé mucho, y ví mucho teatro. Me tragué todos los grandes musicales… Ahora los ciudadanos están inquietos por la apertura de este teatro que nunca se inaguró. Y dígame, ¿Ha habido algún montaje interesante este 2013?”.

Me quede quieto, no sabía que decirle. Como iba a resumirle todo un año de teatro en un par de frases sin aburrirle. O bien tenía verdadera curiosidad, o no había nada más interesante que hacer esa mañana. “Sírvame otro café y le cuento”. “A este le invito yo” me dijo el dueño, calvo con bigote.

De repente se me vinieron muchas cosas a la cabeza, empecé hablándole por Misántropo de Miguel del Arco. El hombre no conocía quien era Miguel del Arco, yo le explique que creía en la reencarnación gracias a él. Miguel en cada montaje conseguía reencarnar grandes clásicos como esta vez era Moliére.

Misantropo

Después le hable de El Interprete. Un espectáculo que nació en Madrid y que durante el 2014 estará de gira por todo el territorio nacional. El Interprete es salvaje a más no poder, es orgásmico. “Intentaré traerlo para el Principal”- le dije. “¿Sabe usted que no cuenta con nada de presupuesto?”. Le contesté con las palabras de Helena Pimienta: “El teatro siempre ha sido un arte de resistencia. Siempre nos hemos manejado con poca cosa.” No le dije que eran palabras de ella, me calle, me las quede.

el-interprete-AM

Hablando de la señora Pimienta me acordé de la escapada que hice a Barcelona para ver a la Portillo en “La vida es Sueño” interpretando a Segismundo. “Me deje la palma de las manos aplaudiendo, más de cinco minutos”… “La Portillo es la que salía en 7 vidas, ¿Verdad?”. Bueno, al menos la conocía, pensé.

lves-am

Luego le hable de Jose Maria Pou y dos montajes que había dirigido este año. Los dos me tocaron, me emocionaron, y me descubrieron dos autores que no conocía. Por un lado “A cielo abierto” de David Hare (aquí me enamore de Natalie Poza) y por otro “Fuegos” de la señora Yourcenar (donde volví a caer a los pies de Poza, y le fui un poco infiel con Carmen Machí).

a-cielo-abierto-am

 

fuegos-am

Entro un cliente. “A usted parece que le emociona todo, no había escuchado hablar de ninguna de esas obras…” me dijo el dueño, calvo con bigote, mientras iba a atender a un nuevo cafeta.

Sabía que en el fondo tenía razón. Seguramente no había escuchado hablar de ninguna de estas obras. Junto a la propina le deje en una servilleta escrito “Le espero en el teatro de Amanece Metrópolis este 2014!”

Noé Vicente

8 comentarios

  1. Enhorabuena Noé. Genial el comentario y totalmente de acuerdo.
    Yo le diría al gobierno actual, ¿Cuánto es el 21% de una butaca vacía en un teatro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *