Tomar, también, los manillares

Nunca me plantee montar en bici en la ciudad seriamente, hasta que una noche volviendo a casa de vuelta del trabajo fui víctima del acoso callejero. Un hombre me persiguió varias calles, corrí y torpemente conseguí meterme en el portal de casa. Me temblaban las piernas, me sentí estúpida, sola e impotente. Decidí que no iba a volver a casa con miedo cada noche, fui a una tienda de segunda mano y me enamoré de “Pepa”: mi bici. Una bici de paseo que me ha regalado descubrir mi ciudad a otra velocidad y sentirme segura y libre para moverme.

Ilustración: Cecilia Bueno Unzeta

Sin embargo la bicicleta, esa máquina que significa tanto para la libertad de las mujeres, sigue no estando al alcance de todas. No todas las mujeres han tenido la oportunidad de aprender a montar en bici y muchas que sí saben no se sienten seguras lanzándose al asfalto en este medio de transporte.

Cada una tenemos nuestra historia, por eso me emociona de sobremanera el trabajo de Isabel Porras Novalbos materializado en su libro “Sin Cadenas” Guía exprés para aprender a montar en bici y ser más libre. Una guía no solo para aprender a montar en bici, sino para aprender a enseñar a montar en bici y conocer experiencias de otras mujeres que han encontrado en la bicicleta algo más que una mejora en su movilidad y salud, las ha hecho sentirse más libres.

La guía confeccionada por Isabel Porras es la materialización de su gran compromiso con la bicicleta. Isabel es socia y fundadora de la cooperativa Santa Cleta en Sevilla. Ha sido nombrada Vice-presidenta del board de la European Cyclist Federation. En la actualidad está dedicada a la coordinación de los proyectos de movilidad, alianzas con otras organizaciones y es la responsable de los proyectos de comunicación, de los convenios y del trabajo en red con otras organizaciones.

Isabel Porras

¿Cómo se estructura la guía?

El libro se encuentra dividido en cuatro partes. La primera dedicada a consejos muy prácticos sobre con qué bicicleta empezar a aprender a pedalear. Lo más importante y en lo que insiste la autora es que nos sintamos cómodas con nuestra bici y un sin fin de detalles con los que animarte a escoger una bici con la que te sientas segura. La motivación, disfrutar del proceso, familiarizarse con la bici y empezar a sentirte cómoda montada son los objetivos fundamentales para lograr comenzar con éxito esta nueva aventura. También Isabel Porras nos anima a hacernos una lista de motivos por los cuales quieres aprender a montar en bici. Así como escoger una explanada o lugar tranquilo donde empezar a controlar el equilibrio y sobre todo paciencia, disfrutar del proceso sin agobios. Además recomienda algo fundamental cuando hablamos de hacer cosas por nosotras mismas: “elegir muy bien a la persona que a ser tu acompañante en este proceso”. De hecho destaca el magnífico clima de confianza que se suele generar en los cursos que imparte donde casi todo suelen ser alumnas.

La segunda parte del libro es sin duda mi favorita, en ella Isabel ha descrito el método de aprendizaje para aprender a montar en bici dividido en cuatro sesiones. La claridad de las explicaciones, algunas ilustraciones y lo realista de este planteamiento hacen que sea muy claro tanto aprender a enseñar a cómo montar así como hacerlo por ti misma si quieres enfrentarte sola a la tarea de montar en bici. La tercera parte está dedicada a consejos para cuando tú te enfrentes a montar sola. La autora vuelve a insistir en tener ganas, en confiar en nosotras y animarnos a desplazarnos sobre dos ruedas. “Hay que decirle a nuestra bici: sí, quiero. Con la bicicleta, como en muchas otras situaciones o una se compromete o el resultado puede ser no conseguir nada”.  Finalmente la cuarta parte se titula efectos secundarios: para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos y  es toda una lección de movilidad sostenible y lo que ello implica para las mujeres. “La bicicleta puede hacer que se active todo nuestro cuerpo, puede lograr que abandones una vida sedentaria y por lo tanto, puede hacer que vivamos más tiempo, sanas y felices”.

La guía de Isabel Porras es un ejercicio de pedagogía de y por la movilidad feminista. Una vez sumergida en la lectura después de varias páginas me sorprendió descubrir que lo que ha conseguido Isabel a través de su libro es algo más complejo, no solo ha compartido su sabiduría para animar a quienes no han cogido una bici a que se suban a una. Sino que también ayuda a las personas que ya utilizamos la bici a enfrentarnos a un proceso de repensar cómo hemos llegado a ella, cómo la utilizamos. Me parece una lectura obligatoria para todas las amantes de la bicicleta. La guía es un regalo escrito desde el cuidado con el que solo se puede escribir si lo que haces te apasiona tanto como a Isabel. Ojalá su entusiasmo se nos contagie y llenemos nuestras ciudades de bicis pedaleadas por mujeres más libres.

“Cuando la bicicleta se normaliza, cuando las calles se llenan de bicis, cuando es un elemento más en la ciudad, se demuestra que también la brecha de género baja. La idea es clara. Cuantas más personas van en bici, más mujeres van en bici. Cuando hay una masa crítica potente es cuando se logra que la accidentalidad en la ciudad baje. En países como Holanda donde la bicicleta es un elemento prioritario en sus políticas de movilidad urbana, más del 50 por ciento de los usuarios de la bici son mujeres. Para mí, Sevilla no es una postal de la Giralda, es una postal de una ciudad que ha logrado que 70.000 personas vayan en bici, muchas de ellas mujeres.” Isabel Porras Novalbos.

Irene Bebop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *