TIC, TIC, TIC, TIC

El Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información me hizo llegar hace unos días el informe sobre dicho sector en España en 2014. No creáis que me lo hizo llegar por ser muy importante, es de acceso público y basta con registrase como usuario para lograr que te avisen. Aquí el acceso a dicho informe. Y aquí el acceso al registro para recibir las alertas. Hay que compartir la información y el acceso a la misma. Especialmente la de un sector tan importante para el futuro de la economía del país. Y la verdad es que su transcendencia es reducida. El informe incluye los datos relativos al subsector de contenidos.

Cifra de negocos del sector TICC. Según ONTSIEmpecemos por relativizar, de poner en relación, la importancia del sector de las Tecnologías de la Información y de los Contenidos (TICC) con el resto de la economía. La cifra de negocios alcanzó en 2014 los 89.894 millones de euros, un 1,9% más que el ejercicio anterior. Esto significa que el sector representó en el ejercicio el 8,63% de la economía y su crecimiento fue el doble que el de la economía en su conjunto, pues el crecimiento de ésta fue algo inferior al 1%. Siendo un sector prioritario, no es un sector destacado de la economía española. De la cifra de negocio anterior, 75.833 millones de euros corresponden al subsector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y 14.061 millones de euros al de Contenidos (C).

Según el informe del Observatorio el sector TICC ha perdido en su conjunto algo más de un 16% de la cifra de negocio desde el año 2009 hasta el 2014. Y la pérdida más destacada ha sido en Contenidos con una caída de casi un 20%. En el TIC el descenso ha sido superior al 15%. Como vemos unas caídas muy significativas, muy superiores al de la economía española que, en el mismo periodo 2009-2014, tuvo una pérdida en el PIB del 3,5%. Luego volvemos sobre ello.

Contribución del sector TICC al valor añadido bruto de la economía. Según ONTSILa inversión en el sector TICC ha tenido un comportamiento muy cambiante. La tendencia de descenso permanente ha sufrido algunos altibajos. En el subsector TIC se alcanzó un máximo de inversión en 2011 con 14.282 millones de euros y un mínimo en 2014 con 11.217 millones de euros. En el subsector C el máximo se alcanza en 2010 con 4.085 millones de euros y el mínimo en 2013 con 2.514 millones de euros. En conjunto el máximo en 2011 y el mínimo en 2014. Probablemente ello tenga que ver con la anorexia presupuestaria del sector público, en materia de investigación y desarrollo, que hemos tenido que padecer y que aún mantiene la tendencia. La caída de 2014 con relación a 2011 ha sido de un 23%.

En el gráfico que acompaña a esta entrada se puede ver la evolución de la contribución del sector TICC al valor añadido bruto (VAB) de la economía en general. El descenso en el periodo que cubre el informe, 2009-2014, ha sido de casi un 14%, concentrado muy especialmente en 2013 y 2014 con una caída conjunta del 9% en estos dos últimos años. A ello ha contribuido la depresión salarial que se vive en el país y que ha alcanzado a muchos sectores. Y podemos afirmar esto porque, si bien el empleo ha descendido algo en el sector, ha sido mínimo. De hecho, el descenso entre 2009 y 2014 del número de empleados ha sido ligeramente superior al 1%.

Pero es que, entrando en el detalle, el subsector TIC ha aumentado el empleo, pasando de 314.641 personas a 330.930 y es en el sector C donde el empleo ha disminuido al pasar de 117.806 ocupados a 96.418 ocupados. Aquí está la prueba de la depresión salarial a la que antes hacía referencia. El VAB por empleado era de 114 mil euros por persona en 2009 y de 100 mil euros por persona en 2014. Pero es que alguien podría hablar, adicionalmente, de una caída de la productividad, pues la cifra de negocio por empleado en 2009 fue de 248 mil euros y de 210 mil euros en 2014.

En este análisis del sector no podemos obviar un comentario sobre el subsector de las Telecomunicaciones, por su importancia y evolución, y por el efecto sobre el conjunto del sector TICC. La cifra de negocios de este subsector de las Telecomunicaciones pasó de los 41.261 millones de euros en 2009 a los 28.507 millones de euros en 2014, un descenso de 12.754 millones de euros, que explica en un 92% la caída en la cifra de negocios de todo el sector TICC. Y es un dato sorprendente porque refleja la crisis en las telecomunicaciones, que va más allá de la crisis económica y de consumo. Las telecomunicaciones sufren las consecuencias de los avances tecnológicos a los que no han sabido hacer frente o con los que no han sabido formar alianzas. La mensajería instantánea y gratuita, que usa las redes telefónicas, pero paga por ello, es el mejor exponente de lo que digo. Aún recuerdo la queja de un consejero delegado de Vodafone achacando la caída de su negocio, a nivel mundial, a la crisis económica española, como si fuera la única o la más relevante, en vez de afrontar la crisis en que estaban y están las telecomunicaciones. El mismo que hace algo más de un año hablaba de oligopolios competitivos, ¿eh?

Como prueba de las crisis que se esconden tras la crisis, el cuadro siguiente, tomado del Informe del Observatorio, es sumamente ilustrativo, explica por sí solo que está pasando, en este caso en el subsector de Contenidos.Cifra de negocios del subsector de contenidos. Fuente ONTSI

Aunque algunas cifras del Informe deben ser tomadas con prudencia, por aquello de la fiabilidad de la fuente y cierto sesgo en la elaboración de gráficos y cuadros, es un estudio muy amplio que merece la pena ser tenido en cuenta, si se quiere profundizar en un sector en el que, como en tantos otros con futuro, el saldo de comercio exterior es negativo, si bien se ha reducido en los últimos años por la caída de las importaciones, sería preferible que fuese por un vigoroso aumento de las exportaciones.

Y, para terminar con música, al ritmo del título del artículo, me he acordado de esta musiquilla comercial que poco tiene que ver con las TIC, pero que aún está presente en nuestra vida cotidiana.

salud a tod@s

Pedro L. Egea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *