En el taller de… Carlos Carmona

Carlos en estado puro
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Carlos montado en su bicicleta, en su camiseta puede leerse "Jipitano 100 %" . Foto: Eloy Amestoy
Carlos montado en su bicicleta, en su camiseta puede leerse “Jipitano 100 %” . Foto: Eloy Amestoy

El arte es tener dos huevos, hacerse una tortilla y comersela en dos días.

La puerta del taller de escultura de Carlos Carmona Bernal (Coria, Cáceres. 1957) está abierta, invitando a sumergirnos en un mundo subterráneo. Carlos es un escultor que vivió gran parte de su vida en Jerez de la Frontera donde desarrolló su faceta artística de forma autodidacta. Carlos es un tipo especial, sus ojos azules inmersos en una barba añeja muestran una sinceridad instantánea, y su acento andaluz realza su carácter dicharachero. Nació en una época analógica donde él se sigue encontrando en la esencia de lo auténtico.

Carmona cuando vivía en la comunidad artística de la Sauceda.
Carmona cuando vivía en la comunidad artística de la Sauceda.

Fue uno de los artistas pioneros en el barrio de cuevas del Rodeo (Rojales, Alicante) siendo de los primeros en ocupar una cuevas taller que todavía hoy podemos visitar. Entrar en su taller imprime sensaciones que no se olvidan fácilmente; el olor a tierra y a humedad que mana de su cueva está siempre presente, entremezclado con el aroma a hierro corroído junto a las esencias de los productos y barnices que utiliza en sus piezas acabadas. La luz es tenue, pero una vez dentro la mirada se adapta, y las formas adquieren los colores propios del metal oxidado y la madera gastada.

Carlos y Emilio (Director de la Escuela de Artes y Oficios de Orihuela). Foto: Eduardo De Gea
Carlos y Emilio (Director de la Escuela de Artes y Oficios de Orihuela) en los inicios de la actividad artística de las cuevas del Rodeo, Rojales. Foto: Eduardo De Gea

Carmona ha realizado algunas exposiciones de sus obras, desde los años 80 hasta 2010 cuando realizó la última muestra en la EUIPO (Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea), pero lo más destacable es que hoy en día se puede ver una exposición permanente de sus obras en los exteriores del barrio artístico-artesanal de las cuevas del Rodeo. Carmona afirma que el pueblo de Rojales se ha convertido en su nuevo espacio expositivo.

Esculturas de Carmona en el barrio del Rodeo. Foto: Pedro Ruiz
Esculturas de Carmona en el barrio del Rodeo. Foto: Pedro Ruiz

Actualmente dispone de una pequeña muestra justo a la entrada del mismo donde se puede hacer un pequeño recorrido de su trayectoria: instrumentos musicales, maletas de viaje y elementos de costura que entretejen partes de su vida, son algunos de los conceptos que se tratan de forma habitual en la obra de Carmona.

La exposición de esculturas se encuentra instalada de forma permanente en el entorno del barrio. Él trabaja desde su cueva taller como si se tratara de Prometeo en su forja. Se respira un aire viciado por la soldadura del hierro pero la humedad de la cueva no basta para oxidaralo, Carmona usa ácidos que impregnan el ambiente para lograr envejecerlos y convertir la materia en algo usado.

Taller de Carmona con la muestra expositiva interior. Foto: Jennifer Rotter.
Taller de Carmona con la muestra expositiva interior. Foto: Jennifer Rotter.
  • Las viviendas vacías constituyen una parte de su obra que se expresa de forma contundente. Carmona muestra la línea de las edificaciones dejando claramente abiertas las puertas y ventanas de las casas deshabitadas. Gente sin techo y techos sin gente, es uno de los gritos que elevan su voz desde lo alto de la Atalaya.
Casas vacías, 2012. (Obra inspirada en los barrios obreros de Jeréz de la frontera) Hierro. 140 x 20 x 70 cm. Foto: Pedro Ruiz.
Casas vacías, 2010. (Obra inspirada en los barrios obreros de Jeréz de la frontera) Hierro. 140 x 20 x 70 cm. Foto: Pedro Ruiz.
  • Los instrumentos musicales de Carmona suenan con la imaginación; los graves de los bajos, contrabajos y violas acompañan las melodías del pianista. Tanto el Jazz y el Soul como el Flamenco o la música experimental son estructuras que inspiran a las piezas a la improvisación de notas que sueñan con ser interpretadas.
Pianista. 2013. Hierro, piedra y ladrillo. 220 x 140 x 110 cm. Foto: Pedro Ruiz.
Pianista. 2013. Hierro, piedra y ladrillo. 220 x 140 x 110 cm. Foto: Pedro Ruiz.
  • Las chanclas o espardeñas evocan personajes desnudos, desprovistos de todo lo necesario excepto aquello que les sirve para seguir caminando. Las coloca en sillas, y mesas así como también solas conformando una sensación de andar sin nada, pobre en su más amplio sentido.
Silla intervenida por Carmona este año. Foto: Jennifer Rotter
Silla intervenida por Carmona este año. Foto: Jennifer Rotter
  • La serie “Maletas” que conforma Carmona está dedicada al viaje; a un periplo por la vida. Éstas están llenas de útiles inútiles, cosas que llevamos con nosotros pero que se vuelven inservibles a medida que recorremos nuestro trayecto. En ocasiones las maletas vuelan y en otras son transportadas por personas que discurren con una pesada carga que se vuelve insufrible para el porteador.
Carmona entablando conversación. Foto: Eloy Amestoy
Carmona entablando conversación. Foto: Eloy Amestoy
  • El juego en la niñez, son una serie de obras que representan objetos olvidados por la sociedad actual, aquellos que reparaba el abuelo. Se trata de volver a recordarnos ese tiempo de la inocencia colectiva que ha sido quebrantada por el espíritu individualista y despiadado de algunos videojuegos modernos.
Peonza enfrente de la cueva taller. Foto: Pedro Ruiz.
Peonza enfrente de la cueva taller. Foto: Pedro Ruiz.
  • Las escaleras son una metáfora de la vida misma.  Representan una trayectoria ascendente sin olvidar la importancia del lugar donde se asientan. Muchas personas que se dirigen al colegio o visitan el barrio las recorren a diario, otros imaginan que las tocan mientras suena alguna nota musical. La creatividad se desarrolla en ellas de forma interactiva queriendo provocar el juego.
Escaleras creativas pintadas por Carmona. Foto: Verónica López
Escaleras creativas pintadas por Carmona. Foto: Verónica López
  • La escultura objeto que realiza Carlos se muestra con una fuerza. Las sillas no son para que te sientes, los paraguas no están preparados contra el granizo y la bici no rueda desde que fue concebida. Las esculturas se muestran con una serie de materiales mixtos que conforman la obra que entremezcla elementos creando otra nueva utilidad.
Paraguas, 2014. Hierro y piedras. Medidas: 112 x 138 x 150 cm. Foto: Pedro Ruiz
Paraguas, 2014. Hierro y piedras. Medidas: 112 x 138 x 150 cm. Foto: Pedro Ruiz

Carlos compagina su labor de escultor en el espacio público con la gestión de la cueva B.art, un lugar donde se dan cita desde conciertos o proyecciones de películas en verano hasta recitales de poesía o incluso alguna representación escénica. La programación cultural que se desarrolla es conducida por él, y actualmente en colaboración con art n ground, tratando de generar un espacio de intercambio cultural entre los asistentes tanto nacionales como internacionales.

Carlos enfrente de la Cueva B.art en un ensayo de Jazz. Foto: Eloy Amestoy
Carlos enfrente de la Cueva B.art en un ensayo de un grupo de Jazz. Foto: Eloy Amestoy

La ilusión inquebrantable es una máxima que se repite en los trabajos de Carmona. Nos traslada a un universo en el que seguir hacia adelante sin olvidar de dónde venimos. Escaleras pintadas, sillas de ruedas que se elevan con globos o figuraciones ausentes evocan un mundo lleno de posibilidades para los que menos tienen, reivindicando otro futuro posible.

Última obra de Carmona
Detalle de una de las últimas obras de Carmona. Foto: Jennifer Rotter
Ilustración de Carlos Carmona, efectuada por Iván Lucas
Ilustración de Carlos Carmona, efectuada por Iván Lucas
Dirección del taller. Calle Cuevas del Rodeo, Cueva número 10 Rojales (Alicante).
Dirección web: Carlos Carmona Escultor
Hilarión Pedauyé

6 comentarios

  1. Pedazo de artista está hecho! Desde luego que sus cuevas son un lugar mágico que te envuelve en un ambiente de paz, arte, música, buena gente y buenas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *