Hace muchos años, cuando yo estudiaba Latín con Agustín García Calvo, y ensayábamos una traducción del “De rerum natura” del poeta y filósofo romano Tito Lucrecio Caro, nos decía que pequeñas diferencias en la combinación de los átomos podrían bastar para imaginar un número infinito de mundos posibles, aunque él tal vez hablase en términos…

Aunque consiguió el premio Café Gijón en 1954 por “El Balneario”, Carmen Martín Gaite tuvo que esperar a posteriores publicaciones para que reconocieran el valor de esta novela corta. Puede que se adelantara a su época o que las protagonistas femeninas que entonces gozaban de popularidad fueran heroínas legendarias o lánguidas románticas en compás de…