Las mujeres y el feminismo somos principales blancos de la extrema derecha. Este hecho se explica porque somos competencia directa dando esperanzas de futuro de una patria que sabemos cuidar. Estamos ante un escenario en que quienes representan la ideología reaccionaria y misógina ya tienen legitimidad, por su entrada en las instituciones y la cobertura…