Cuando se habla de Marco Antonio y Cleopatra (Antony and Cleopatra, 1972), que dirigió y adaptó Charlton Heston a partir del clásico de Shakespeare, es inevitable que surjan comparaciones con Cleopatra (1963), la mítica película de Mankiewicz con la que apenas sí guarda dos o tres similitudes. Recordemos que aquella ni siquiera tenía en cuenta…