Quarry

¿A quién vota alguien como tú?

Graham Gordy y Michael D. Fuller son los guionistas de Quarry. Después de escribir la primera temporada de la genial Rectify, descubrierón las novelas de Max Collins y a su personaje Mac Conway. El flechazo fue instantáneo.

Escribierón un piloto y lo dirigió John Hillcoat (The Road, 2009). Lo pasearon por diversos estudios, pero ninguno mostró excesivo entusiasmo. Poco después HBO planeó relanzar Cinemax, una especie de hermana pequeña del cable, y pensó que una serie como Quarry sería ideal para incluirla en su parrilla de lanzamiento. Bendita la hora.

Todo estaba en marcha, pero faltaba un director y pensaron en el bueno de Greg Yaitanes.

Yaitanes, un mercenario curtido en mil batallas, estaba cansado de filmar plano y contraplano y en HBO le dieron libertad creativa.

Entre los tres decidieron crear una serie con personajes de carne y hueso y con un protagonista destacado: Memphis, la ciudad del sur profundo de los EEUU que es parte fundamental de la trama.

La narración comienza poco después del asesinato de Martin Luther King en la ciudad y la tensión racial es evidente en la serie. Se respira violencia, sudor y mugre.

Como referentes:

In the heat of the night está presente en la ambientación, en la caracterización.

Blue Collar lo está en la descripción de los extenuantes y únicos trabajos que les ofrecen a los que vuelven de la guerra.

La poco reconocida First Blood de Ted Kotcheff, en la descripción de la sensación de abandono de los excombatientes.

Buddy (Damon Herriman), nos trae a la mente el personaje autodestructivo y falto amor de Taxi Driver.

Todo el cine de los 70 está reflejado en Quarry.

En Quarry hay una cierta ambigüedad moral en la mirada de Greg Yaitanes.

La cámara sigue a los personajes en largos travellings, siempre en un ligero “picado” durante todo el primer capítulo: La presentación.

No sabemos quiénes son, parecen buenas personas pero la cámara parece decirnos lo contrario. Por eso mismo nos cuesta identificarnos con el protagonista.

El rostro siempre sudoroso de Logan Marshall-Green nos muestra a Mac Conway, veterano de Vietnam que, al volver a casa se encuentra un país que no le valora. Protestas anti-Vietnam en la salida del aeropuerto. Entrevistas de trabajo donde le rechazan por ser veterano de guerra. Familiares políticos que le desprecian y le tratan como a un asesino. Y lo más grave de todo. Lo que mejor sabe hacer (matar gente) no le vale de nada en la sociedad.

En ese punto aparece uno de los grandes personajes secundarios de la serie: The Broker, o también le podríamos llamar Peter Mullan. En esta ficción no se distingue al actor del personaje. El rostro del actor escocés es el perfecto ejemplo de presentación de némesis del protagonista. Cuando él actúa se puede respirar el mal rollo.

The Broker le ofrece un empleo a nuestro protagonista; le ofrece seguir haciendo lo que mejor sabe hacer a cambio de dinero, mucho dinero.

La serie trata de eso.

¿La guerra crea asesinos o los asesinos buscan ir a la guerra?
¿Matar en el campo de batalla en nombre de la patria es lícito, ético?
¿Qué hacemos con los serial-killers que creamos en la guerra al volver a casa?
¿A quién votan estas personas cuando vuelven?

Respuesta más que evidente…

Al gran Otis Reading dice Conway.
Mac Conway al llegar a casa se transforma en Quarry (vacío por dentro, duro como una roca).

Por último resaltar el gran trabajo de Pepe Ávila del Pino, el director de fotografía de toda la serie.

Los ocho capítulos tienen esa fisicidad que da el empleo de teles, y los planos secuencia empleados con asiduidad dan una pátina de realismo muy necesaria a la historia.

Uno de esos planos secuencia es precisamente uno de los grandes momentos de la serie. El primer contrapicado de Joni (Jodi Balfour). Uno de los grandes personajes.

Ficha técnica


Título: Quarry. Año: 2016. Duración: 60 min. País: Estados Unidos. Dirección: Michael D. Fuller (Creator), Graham Gordy (Creator), Greg Yaitanes. Guion: Graham Gordy, Michael D. Fuller (Libro: Max Allan Collins). Reparto: Logan Marshall-Green, Peter Mullan, Nikki Amuka-Bird, Damon Herriman,Edoardo Ballerini, Jodi Balfour, Chloe Elise, Josh Randall, Mustafa Shakir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *