Pastillas de Poesía XIII

«Busto de Graciela Rincón Calcaño» de Wilfredor - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC0 vía Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Busto_de_Graciela_Rinc%C3%B3n_Calca%C3%B1o.jpg#mediaviewer/File:Busto_de_Graciela_Rinc%C3%B3n_Calca%C3%B1o.jpg

Mejor no seguir hablando de números, aunque sí de versos. El trece no es bien recibido normalmente, pero, pobre trece. ¿Ustedes han pensado qué hizo al día siguiente Cristóbal Colón cuando descubrió América? Era un día trece. Probablemente hizo una grande y sonora fiesta.

LA POETA Y SU POESÍA: Graciela Rincón Calcaño.

«Busto de Graciela Rincón Calcaño» de Wilfredor - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC0 vía Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Busto_de_Graciela_Rinc%C3%B3n_Calca%C3%B1o.jpg#mediaviewer/File:Busto_de_Graciela_Rinc%C3%B3n_Calca%C3%B1o.jpg
«Busto de Graciela Rincón Calcaño» de Wilfredor – Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC0 vía Wikimedia Commons

Simpatizó con la Revolución de Octubre de 1945. Luchó de forma incansable ante el Congreso Nacional para conseguir que su patria reconociera el derecho al voto por parte de las mujeres, y dedicaría gran parte de su vida a crear obras literarias como Joyeles del corazón, Canto de Maracaibo, Clamor, Elegía e invocación a Roosevelt, El Amor de la Tierra, La esclava y Realidades dominicanas, entre otros.

Aunque la fama y el reconocimiento internacional surgieron como consecuencia de la trascendencia obtenida por sus libros, esta autora que llegó a vivir en España durante más de veinte años también sumó experiencia como diplomática.

En entrevista, concedida a Atenógenes Olivares, afirma <<Comencé a escribir versos, porque soñaba mucho y era sumamente sensible… por último me llegó el momento de la lucha, de hacer obra por la patria desde la editorial o por la prensa; la de batirme con intelectualidades mezquinas que se oponían a los derechos políticos de la mujer relegada como hembra a la cocina, a la sensualidad y al tálamo>>.

Y ahora un poema suyo:

Poema de medianoche, de Trashumante

Ahora corre el silencio como gota de agua
sobre muro de piedra insensible al sonido,
como rayo de luna sobre un lago sin ondas,
como aroma de nardos enredado en la brisa,
es la hora del alma que sufre en el desvelo,
la hora de las lágrimas, de las evocaciones,
la hora en que se espera la llegada del alba
para que se disuelvan los difusos fantasmas
de seres y de cosas ya muertos y extinguidos.

Hora de media noche sin cantos ni campanas,
de almohadas empapadas de sudor y de llanto,
muda angustia se tiende sobre todas las cosas;
el sueño huye cobarde de los ojos cansados;
una voz misteriosa nos murmura al oído
frases que se apagaron en bocas ya cerradas,
en vano procuramos entender sus razones,
ya no tienen vigencia, ni importancia, ni ruido,
aunque el alma se esfuerce por captar su sentido.

Mi poema se alza sobre toda tortura,
sobre todo silencio, sobre toda tiniebla,
y da sus balbuceos como dan los segundos
sus “tic-tacs” desolados en la noche vacía;
no hay quien los escuche, pero ellos se deslizan
corriendo en el silencio como gotas de agua
sobre un muro de piedra.

Graciela Rincón Calceño

VERSOS ENTRELAZADOS: ¿Te atreves a jugar?

En este apartado, queremos acercar la poesía a todos y a todas, y para ello vamos a continuar con la cadena de versos.

Se trata de un juego y si quieres jugar serás bienvenido-a. Cada mes elegiremos entre todos los poemas que nos hagan llegar, un poema que nos haga vibrar. Con el último verso del poema seleccionado, se iniciará el poema del siguiente mes. Los poemas no deben superar los 10 versos o líneas. Pueden ser versos libres, haikus, etc…

El poema elegido se publicará en la REVISTA CULTURAL SALITRE con el nombre de su autor/a.

Este mes el poema seleccionado por el humor demostrado, es de Liliana E. Hernando, que participa regalándonos este divertido poema:

Serás tú y sólo tú
Quien duerma en esa cama
Esos muelles desajustan
mi débil espalda.
Se pierde entre crujidos, toda
mi esperanza.
Serás tú, sólo tú.
Yo me voy al sillón-cama.

Darle las gracias y la enhorabuena a Liliana por participar. Todo un placer tener poetas que juegan con nosotras. Con estos juegos intentamos propiciar la creatividad, la emoción, el buen humor. Se trata de escribir y sentirnos por un momento, felices.

Recuerda iniciar el próximo poema con el siguiente verso: Yo me voy al sillón-cama.

Agradecemos a todas las personas que nos hicieron llegar sus poemas y les pedimos que sigan “jugando y escribiendo” con Salitre.

¿Te animas? Puedes enviarlo al siguiente correo antes del 4 de noviembre de 2014: pastillasdepoesia@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *