Neolengua: despido, subir impuestos, pedir dinero prestado y decrecimiento

Lewis Powell - vía 'wikipedia'
Lewis Powell - vía 'wikipedia'
Lewis Powell – vía ‘wikipedia’

Día tras día, todas las informaciones nos llegan de forma incompleta, inacabada, sesgada y/o distorsionada. Ningún problema en la actual crisis parece apuntar hacia alguien o algo concreto, para que así podamos dirigirnos a la fuente a solucionarlo. No podemos ir contra los bancos (¿qué es eso?), tampoco contra el Estado (ese ente artificial), etc. Somos prisioneros que sólo pueden observar proyecciones del mundo que son meras apariencias de las esencias. Proyecciones de lo que realmente ocurre, nunca exactamente lo que ocurre.

Bajo esta situación irremediable, los dirigentes se suben a la ola y se saltan decir exactamente qué medidas están acometiendo. Más allá de ideologías, es práctica habitual en políticos utilizar eufemismos que son casi párrafos, en lugar de valerse de las palabras que mejor definen sus actuaciones. Ésta descontextualización del lenguaje, forma parte de lo que se conoce como neolengua.

Un ejemplo son las siguientes palabras: despido, subir impuestos, pedir dinero prestado y decrecimiento económico. Al leerlas, es posible saber por donde van los tiros. Pero si decimos, desregulación de empleo, gravamen complementario temporal de solidaridad, capitalización adicional para afrontar una situación de estrés en situación económica adversa, situación económica con tasas de crecimiento con crecimiento negativo, es muy probable que no entendamos qué están diciendo, qué medidas son las que van a aplicar.

Llegados a este punto, hemos querido tomar lo expresado en el vídeo de Raúl Minchinela (aka Doctor Repronto), una de sus ‘Reflexiones de repronto‘, ‘Neolengua‘, y crear algunos gráficos sencillos. Todas las expresiones que vienen a continuación en forma de gráfica, han sido sacadas de dicho vídeo.

La primera palabra que ponemos en relieve es ‘despido’ y sus eufemismos: desregulación de empleo y flexibilización del mercado de trabajo. Si veis el vídeo, sabréis quienes son sus autores, al igual que las que están por venir.

grafico-despido-desregulacion-de-empleo

Para hacer los gráficos sobre la neolengua política española, nos hemos ayudado de Google Trends, y así representar la medición de búsquedas en google de cada palabra/frase. Como puede observarse, nadie busca expresiones tan extensas y complicadas para informarse acerca de lo que tiene que ver con el despido. Por ese motivo es el que se utilizan expresiones de este tipo, pocos, muy pocos, las van a relacionar con lo que son realmente.

Lo mismo sucede con subir impuestos y sus eufemismos: gravamen complementario temporal de solidaridad y cambiar la componderación de los impuestos.

grafica-subir-impuestos

Al igual que en el gráfico anterior, los eufemismos nadie los utiliza en las búsquedas de google. Nadie busca subir impuestos, valiéndose de los eufemismos que hemos compartido porque, en ninguna parte encontraremos información válida bajo esos parámetros de búsqueda. Google nos dice que “El volumen de búsquedas no es lo suficientemente elevado para que se muestren resultados.”

Para el caso de ‘pedir dinero’, el eufemismo en cuestión extraído del vídeo es: capitalización adicional para afrontar un sistema de estrés en situación económica adversa. Misma evidencia que en anteriores gráficos, las búsquedas de éste eufemismo de ‘pedir dinero’ no tiene relevancia alguna en búsquedas.

grafica-pedir-dinero

La sorpresa llega con ‘decrecimiento’ y su eufemismo: crecimiento negativo. Sorprendentemente, tiene algunas búsquedas en su haber como para aparecer al menos en el gráfico. Parece que va calando esta genial resignificación de una situación negativa a todas luces.

grafica-decrecimiento-crecimiento-negativo

Quizá estemos viviendo una situación fantástica en la que la desregulación de empleo, los gravámenes complementarios temporales de solidaridad y la capitalización adicional para afrontar una situación de estrés en situación económica adversa consigue que nos catapulten hacia la excelencia envidiable que, sin lugar a dudas, supone alcanzar año tras año una situación económica superlativa con tasas crecimiento negativo.

Juan Rico

2 comentarios

  1. Pingback: 1984

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *