Mientras escribe Stephen King

Stephen King | by Steve Schofield

Pese a tener el sobrenombre de maestro del terror y más de cincuenta libros publicados, a Stephen King le ha costado mucho que se le haya considerado un autor de prestigio. Prejuicios de la etiqueta de autor best seller, y el eterno debate entre lo comercial y la calidad que siempre sale a colación.

Fue hace tan solo cinco años, y con más de 35 años de carrera, que la crítica se rindió ante él con la publicación de 22/11/63. Sin embargo, en el año 2000 ya había publicado un libro que se convirtió en uno de los más recomendados sobre el oficio.

Mientras escribo es un libro de referencia sobre técnicas y métodos de escritura, con consejos del King más personal y ameno. Este libro y sus consejos no los toman solo escritores de literatura, sino que también ha sido nombrado en listas de recomendaciones para redactores, copywriters…

Leer y escribir

Stephen King pone en jaque dos de las máximas que se promulgan en la mayoría de las clases de escritura. Es posible que sea de los pocos escritores que recomienden leer mala prosa para aprender a escribir. Si bien es cierto que de la buena literatura podemos aprender cuestiones de estilo, estructuras, construcción de personajes, etc. De lo malo también aprendemos a saber de manera más clara qué cosas debemos evitar.

Cada libro que se elige tiene una o varias cosas que enseñar, y a menudo los libros malos contienen más lecciones que los buenos.

Del mismo modo, la recurrente premisa «escribe de lo que sepas», la transforma en «escribe de lo que te dé la gana». Se explica con el ejemplo del fontanero, que no solo sabe de fontanería. Sabe cosas del corazón y la imaginación. Y sin ella, la imaginación, el mundo de la ficción no existiría.

La caja de herramientas

Como buen fontanero o mecánico, todo escritor debe de tener una caja de herramientas que al abrirse despliegue varios pisos o niveles. Las herramientas básicas que todo escritor debe tener en cuenta y a mano. En ese primer nivel las herramientas normales como son el vocabulario y la gramática. En un segundo nivel, los elementos estilísticos.

Mientras escribo está plagado de ejemplos gráficos y visuales, que facilitan la comprensión y la exposición. Y son el medio directo para conectar con el lector-alumno. De eso King sabe mucho. De conectar, de llegar y enganchar al lector. De entretenerle, de darle lo que busca. Aquí se convierte en ese profesor que gusta a todos los alumnos. En el profe favorito. Utiliza un tono informal, desenfadado, cercano, hablando al futuro escritor de tú a tú. Empatizando, con sinceridad, humildad y con positivismo. Demuestra que maestro lo es también de la enseñanza. Olvida soporíferas lecciones teóricas para empatizar con historias personales y ejemplos prácticos, abordando todos los puntos cardinales del proceso de creación, escritura y del mundo editorial. Como manual que es no faltan consejos técnicos, estilísticos, pero también continúa hasta la fase de revisión, apelando a la necesidad del lector ideal que calibre la novela; y la búsqueda de agentes literarios. Elementos útiles y prácticos para el alumno como un ejemplo práctica de corrección escrito a mano, o modelos de cartas que un aspirante escribió a diferentes agentes.

Stephen King es un maestro contando historias, y demuestra aquí su maestría. No sólo en lo que enseña, sino en cómo lo enseña. El libro está estructurado en cuatro grandes bloques que comienza por «Curriculum vitae», donde muestra su faceta más personal y autobiográfica. Sus inicios y cómo Carrie le salvó de una muy complicada situación económica. El capítulo «Qué escribir» cierra este apartado y prologa los dos bloques centrales dedicados al proceso de escritura, consejos, etc. La mencionada «Caja de herramientas» y «Escribir» dedicado a consejos de estilo. Finaliza con «Posdata: vivir», en el que relata un grave accidente que sufrió y que casi le cuesta la vida, cuando fue atropellado por una camioneta. Este es el texto más optimista que dedica a animar a escribir, a vivir, a hacer lo que más nos apasiona.

Una clase magistral del maestro a domicilio. Y sobre lo que más nos apasiona, el mejor consejo de Stephen King es: leer mucho.

Si quieres ser escritor, lo primero es hacer dos cosas: leer mucho y escribir mucho. No conozco ninguna manera de saltárselas. No he visto ningún atajo».

Título: Mientras escribo
  • Autor/es: Stephen King
  • Editorial: Plaza & Janés
  • Nº de páginas: 221
  • Encuadernación: Tapa dura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *