Los uruguayos: ¿son todos drogadictos?

Ni tanto ni tan poco. La historia de la legalización de la marihuana en el Uruguay no es un ¡Viva la Pepa y a emporrarse “to Dios”! Así que quienes anden buscando el mejor precio para comprar pasaje y viajar a las hermosas tierras que me han visto nacer, lamento informarles que allá hace un frío que pela porque es pleno invierno y que si piensan ir a por un porrete, mejor pillarlo con el proveedor de la esquina que os va a salir más en cuenta.

legalizacion-de-la-marihuana-en-uruguay

Y es que para empezar si no eres ciudadano uruguayo, para lo que tendrás que exhibir tu documento de identidad o sea el DNI, va a ser que “nanai” contigo chavalot@, que no te darán ni media brizna. O sea que te quedarás con el mono y encima se te congelarán hasta los pensamientos.

Y si piensas que puedes pedirle a cualquiera de mis compatriotas que entre en una farmacia y te compre unos gramitos de hierba, también lo tienes chungo, porque para hacerlo hay que estar inscrito en un registro en el que te declaras consumidor habitual de cannabis.

???????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

O sea que si el “charrúa” al que le solicitas amablemente el favor no está en la lista, te dirá que tururú y te mandará a tomar vientos y si sí lo está, también te dirá lo mismo porque solo le venden una cierta cantidad por mes, cosa que vuelve a mis generosos compatriotas en unos “marihuatacaños” empedernidos. Allá ya no corre ni lo del “rúlate el porro”.

Lamento enormemente haberle “pinchado el globo” de la felicidad marihuanera uruguaya a más de uno de mis asiduos lectores y fervientes seguidores de mi columna, pero tenía que decíroslo. Que lo sepáis: no es oro todo lo que reluce, ni a todos les toca parte en lo que es oficialmente legal, si no, fijaos en la justicia española. Amén.

Usted qué cree ¿esto TAMBIÉN es cultura?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *