Si en la provincia de Sevilla hubiera un sistema electoral como el inglés

Después de las Elecciones Generales de 2011 en el blog geografiasubjetiva.com comenzamos a realizar una magna simulación convirtiendo los resultados electorales del sistema de la LOREG al sistema mayoritario uninominal, como el que se emplea para elegir el Parlamento Británico o la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Este sistema se caracteriza porque en cada distrito electoral se elige un solo diputado, habiendo tantos distritos como el total de los diputados. Gana el escaño el candidato con más votos, aunque sea con un solo voto de diferencia.

Lo realmente complicado de esta simulación era crear los trescientos cincuenta distritos electorales o circunscripciones. Respetamos la distribución de escaños que se había hecho en 2011 conforme a la CE y a la LOREG y entonces dividíamos la provincia en tantos distritos como diputados a elegir.

Para no ser arbitrarios tomamos como punto de partida la única división infraprovincial común a todo el país: el partido judicial y en el caso de las grandes ciudades también nos apoyamos en los distritos municipales. La provincia de Sevilla tiene quince partidos judiciales y elige doce diputados al Congreso, de modo que se imponía la unificación de algunos y la segregación de otros, singularmente del partido judicial de la capital. Se busca, en la medida de lo posible, el equilibro poblacional, que no implica necesariamente que lo haya en electores que efectivamente se hayan acercado a las urnas.

Distritos_SE_Poblacion
Comencemos por la capital provincial. Sevilla tiene once distritos municipales y por su población sobre el total de la provincia le correspondería elegir cuatro diputados. Es por ello por lo que agrupamos los once distritos municipales en cuatro distritos electorales, siendo todos contiguos. De la misma forma operamos con los partidos judiciales, uniendo varios y rompiendo el partido judicial de Sevilla y el de Carmona.

Todo ello lo hicimos con el Padrón que se empleó para las Generales de 2011, pero hemos mantenido la división para simular los resultados con los votos de las Generales de 2015 en el convencimiento de que las variaciones serían irrelevantes.

Como decíamos Sevilla elegía cuatro diputados al Congreso. Los resultados en cada uno de los distritos electorales, con concreción del resultado en los distritos municipales, es el siguiente:

Resultados_Distritos_SECapital
Lo cual representado sobre el mapa de la ciudad dejaría la siguiente distribución geográfica:

Simulación Distritos SEvilla
El siguiente paso es distribuir los ocho escaños correspondientes a los municipios de la provincia. Además de las agrupaciones de partidos judiciales, que aparecen en la denominación del distrito hay que señalar que el partido judicial de Sevilla quedó dividido entre la capital (cuatro escaños) y el resto de los municipios (un escaño); dos de los tres municipios del partido de Carmona formaron distrito con Alcalá de Guadaira y la propia Carmona lo hizo con el partido de Lora del Río.

Los resultados son los siguientes:

Resultados_Distritos_SEProvincia
Como se puede comprobar todos los distritos tienen mayorías socialistas lo cual supondría que los ocho diputados electos sería del PSOE, siendo eso sí el resultado en el distrito 6 (Aljarafe sur) muy ajustado. La mapa de la provincia sería el siguiente:

Distritos Sevilla
El 20-D el PSOE obtuvo cinco escaños, el PP tres, Podemos dos y Ciudadanos otros dos. Con un sistema mayoritario uninominal el pluralismo sería reducido a dos partidos, consiguiendo el PSOE diez de los doce escaños y el PP solamente dos. Ni Podemos ni Ciudadanos habrían conseguido representación parlamentaria por esta provincia.

4 comentarios

  1. Muy buen análisis para demostrar lo perverso que sería un sistema mayoritario con relación a uno proporcional, aunque sea corregido, como el que tenemos. Los partidos minoritarios deberían tomar nota de este análisis. Especialmente porque me consta que el autor es bastante preciso en los cálculos, mejor que el CIS y Metroscopia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *