La doctrina del shock | Documental online subtitulado

la-doctrina-del-shockEl domingo 4 de marzo hice la cita con una frase de Naomi Klein y hoy miércoles pongo a vuestra disposición el documental basado en la obra homónima de esta escritora, La doctrina del shock.

El documental comienza con los experimientos del psicólogo Ewen Cameron para, posteriormente, pasar a hablar sobre Milton Friedman que creía que la terapia del shock económico podría llevar a las sociedades actuales a aceptar una reforma pura del capitalismo desregulado. Según Naomi Klein, Milton Friedman es uno de los culpables del capitalismo bajo el que vivimos actualmente. El libre mercado y la desregularización, también de la mano de Hayek, fueron ambos los máximos exponentes de que tras las crisis/guerras se podían aprovechar de los shocks que estos suponen en la sociedad, para generar la sensación de necesidad de lo que ellos promulgaban.

También nos habla el documental de sus ideas, de cómo influyeron en Chile, culminando con el golpe de estado perpetrado por Pinochet al que le entregaron estos dos economistas tras la toma de poder, el plan económico que iba a seguir.

Naomi Klein nos comenta que una de las frases que utilizó Milton Friedman cuando viajó a Chile en 1975 fue que el lo que aplicaba era una «terapia de shock», cuál doctor que quiere solucionar una epidemia en un país, que él sólo recetaba la medicina. Su medicina milagrosa lo que provocó fue, incrementar la pobreza de los pobres e incrementar la riqueza de los ricos. Algunos paralelismos con nuestra situación actual en los países en los que se está aplicando austeridad. La forma de reconocer los méritos de Milton Friedman en el campo de la economía se plasmó con el Nobel en 1976 («Friedman go home!»).

Lo que continua, que es una hora de documental, según Naomi Klein resumido de la siguiente forma: una historia alternativa de cómo esta corriente salvaje de puro capitalismo en el que hemos estado viviendo, un capitalismo sin control, llegó a dominar el mundo. Ahí va:

Juan Rico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *