Jugando a la Herstory: entre tinta y fuego

Encuentros imposibles: crossover Wollstonecraft, Shelley y Danvers.


Imaginaos: un pequeño bar en mitad de la campiña inglesa, de esos que huelen a humedad, fritorio y patatas cocidas. La luz es tenue y el suelo cruje con cada paso, a pesar del efecto aislante de la moqueta que devuelve el sonido envuelto en suavidad. En una mesa al fondo del bar se están tomando unas pintas un grupo de mujeres. La instantánea no deja de ser curiosa, dos de ellas visten con largas faldas y peinado desenfadado. La tercera va con vaqueros y una chaqueta deportiva. Las amigas que entre risas comparten anécdotas son: Mary Wollstonecraft, Mary Shelley y Carol Danvers.

En este encuentro espacio-temporal imposible, ¿Os imagináis de qué hablarían? ¿Tendrían algo en común? ¿Qué consejos se darían? ¿Qué penas y alegrías podrían compartir? ¿Qué sueños se contarían? ¿Qué silencios las separarían?

Me gusta imaginármelas, pensar las infinitas líneas que se podrían dibujar de ese improbable encuentro. Más allá de la realidad y la ficción puede que tuviesen muchas más cosas en común de lo que a primera vista podríamos imaginar.

Mary Wollstonecraft -wikicommons

Me imagino a Mary Wollstonecraft tomando la iniciativa de la conversación, dando consejos a su hija sobre sus escritos, analizando el panorama político. A Shelley tomando notas, lanzando agudas preguntas y a Danvers subiendo la ceja pensando en lo curioso de la condición humana. Puede que después se echaran un billar y hablasen de lo sublime de los paisajes que han conocido, de la soberbia belleza de lo natural, las Marys quedarían abrumadas ante las galaxias y planetas que Carol habría visitado. Desearían embarcarse en alguna aventura juntas.

Puede que en uno de esos momentos de confidencias se contasen también lo duro de sus vidas, lo que pincha y duele. Las pérdidas, las alegrías, la evolución de sus amistades…Cómo las Marys solo pasaron juntas 10 días o cómo Danvers acaba de descubrir de dónde proceden realmente sus poderes. Tal vez invitasen otro día a Marie Danvers a tomarse algo con ellas. Para que les contara porqué decidió quedarse en nuestro planeta a pesar de todo.

También hablarían de los obstáculos con los que se han encontrado en sus vidas. Si bien fue complicado durante un tiempo imaginar a las mujeres adentrarse en el terreno de la filosofía, literatura y política. Igualmente lo fue imaginarlas volando por el cielo o teniendo superpoderes. Diferentes tiempo pero la misma resistencia. No solo a sus logros, sino a la narrativa que acompaña a su legado. ¿Cuántos años han hecho falta para poner en valor el legado filosófico de Wollstonecraft? ¿Cuántos para entender la grandeza de la obra de Shelley? ¿Cuántas veces ha tenido que resurgir Capitana Marvel para poder tener una historia a la altura de su personaje?

Con respecto a esto último en el prólogo del cómic “La Vida de la Capitana Marvel” Elisa McCausland se pregunta : “¿un personaje con capacidad para iluminar universos quedándose en eterna promesa?”. Cuestión que resuena no solo en nuestras tres protagonistas sino en todas las historias de mujeres que a través del estrecho cánon del imperialismo del patriarcado las han empequeñecido, simplificado sus historias y descontextualizado sus vidas. Reduciéndolas así a historias de mujeres.

La genialidad, en la obra y en la acción, se aplica de forma diferente dependiendo de quién cree o de la identidad de la persona que realiza la acción. La cultura patriarcal se ha encargado de generar mitos de genialidad dependiendo de la época. Después de leer la biografía escrita por Charlotte Gordon (Circe) sobre la vida de Mary Shelley y de Mary Wollstonecraft se comprenden los esfuerzos titánicos que tuvieron que realizar a lo largo de sus vidas. En una época caracterizada por una gran severidad moral, decidieron vivir la vida que quisieron asumiendo un elevado precio. En otro sentido, leer el nuevo comienzo de Carol Danvers ayuda a darle otra oportunidad a una de las superheroínas peor tratadas de Marvel.

Más allá de la ficción o de la realidad, de lo frágil del relato y lo fácilmente que un personaje puede quedar reducido a anécdota o simplificar su legado. Vemos cómo la lógica patriarcal puede desdibujar un legado filosófico, literario o de ficción durante mucho tiempo. De ahí la importancia de estos trabajos que devuelven una visión más rica de las tres protagonistas de hoy.

A través de esta biografía y este cómic estamos más cerca de aproximarnos a la complejidad de sus protagonistas sin estereotipos machistas. Comprobando a través de sus historias que los cuidados marcan y que son importantes tanto para la vida real como para la ficción. De hecho, visibilizarlos en la ficción es una de las grandes maravillas de la nueva Danvers. Sus luchas ya sean a través de la pluma o puños de fuego son algo imparable, le pese a quien le pese.

Irene Bebop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *