Guía para echar un polvo en Showtime

Vía - www.cinemania.es
Vía - www.cinemania.es
Vía – www.cinemania.es

“Por nuestra bonita familia, nuestro presidente negro y mi magnífica polla” Hank Moody (Californication)

He aquí Estados Unidos, un país donde la censura sexual habita con armonía pero la violencia se exhibe con alarmante normalidad en franjas horarias inadecuadas.

Aparte de otros canales de TV norteamericanos, Showtime aprovecha dicha idiosincrasia para cultivar sus contenidos exclusivos en programas y series. No sólo provoca a una nación retrógrada con desnudos y escenas salidas de tono, es más que esas “minucias escandalosas”, pues su programación abarca en gran parte la temática sexual como telón de fondo.

Y en el caso que nos ocupa, nos ceñimos al uso continuo que le dan a día de hoy Californication, Shameless o Masters of Sex.

Vía - www.imdb.com
Vía – www.imdb.com

 

A Californication podríamos calificarla como la versión masculina de Sexo en Nueva York. Creada por Tom Kapinos y cuyo protagonismo recae sobre el afamado Hank Moody (David Duchovny, antaño Agente Mulder, quien ha recibido diversos galardones y nominaciones por este papel), esta serie analiza las miserias, los logros y la promiscuidad de este escritor de éxito.

Es fácil encariñarse con el personaje principal, un snob adicto a las drogas y a las mujeres que no cesa en el alardeo de una cachonda inmadurez reforzada por méritos propios. A ello contribuye su humor vulgar a la par que punzante, regalándonos ligeras pinceladas autobiográficas del dúo Kapinos/Duchovny. Engreídamente divertida en cada una de sus temporadas, regocijándose en ocurrentes encuentros sexuales. Sin más, muy graciosa.

Vía - www.formulatv.com
Vía – www.formulatv.com

 

En el caso de Shameless, se trata de un remake de una serie inglesa del mismo nombre emitida en Channel Four. Una tragicomedia sobre una familia descontrolada, los Gallagher. Esta versión cuenta en su haber con 4 temporadas y habitualmente los fans la prefieren a la original. Viene protagonizada por el fantástico actor William H. Macy; alojado bajo la piel del alcohólico Frank; y una hermosa Emmy Rossum.

Serie que debería de ser más conocida por el posicionamiento amoral en el que se vanagloria y los matices que hacen de ella un show diferente. Incondicional para su público en su selecta receta de ingredientes familiares y asaz erótico, provocando una pausada adicción.

Vía - www.serielizados.com
Vía – www.serielizados.com

 

Y finalmente llega el turno de Masters of Sex, una de las grandes sorpresas del pasado 2013. Relatándonos el estudio de la ciencia del sexo y el cuerpo humano a mediados de los 60. Showtime se atreve con una serie de época y saca a la luz prejuicios que aún predominan en la sociedad del siglo XXI, argumento feroz pero cierto.

Michael Sheen y Lizzy Caplan, ambos con representativas trayectorias en el mundo de la interpretación, encarnan a los estudiosos en la materia. Ésta acumula situaciones ácidas, escenas corrosivas e incisivas en el detalle. Sin duda, el mejor estreno en la cadena desde Homeland y probablemente la serie más destacada que ofrece en la actualidad.

Así pues, hemos de depositar cierta confianza en el futuro saneamiento mental estadounidense y que el visionado de un pecho o un culo no resulte ofensivo en generaciones venideras. Desprevenirse de tabúes, mas en obras audiovisuales.

 

 

Angel Villar Llopis

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *