Fotos y reflexiones

Paseando por la Red me he encontrado estas imágenes en las que además de una “enana” preciosa y su papi en situaciones increíbles y absurdas, usan de leitmotiv la presencia de una taza en la que puede leerse “World´s best father”, o sea: el mejor padre del mundo.

Mi primera reacción cuando las vi fue: ¡cómo se lo tienen que pasar de bien ese padre y esa hija juntos! Porque más allá de montajes, retoques y Photoshop, obviamente la pequeña aporta mucho de su parte para ser un elemento activo del escenario y el padre tiene una enorme capacidad para reírse de sí mismo, además de una fértil imaginación.

Y lo mejor es que se nota que a medida que la niña crece, se va metiendo más en los roles y asumiendo el co-protagonismo de las escenas, que a la vez de hilarantes y bien logradas, resultan francamente reflexivas, porque si bien las situaciones pueden ser descabelladas, lamentablemente algunas rozan la triste realidad de algunos padres.

anigif-gif

Mirándolas, entre risas y sonrisas me he dicho lo siguiente: quizá este señor es un fotógrafo muy famoso (no lo he investigado para no romper la ilusión) o lo es su esposa o alguien de la familia o simplemente son buenos aficionados, lo cierto es que ese tiempo, juntos, entre padre e hija es irreemplazable.

¿Cuántos padres se molestan realmente en sacarse fotos con sus hijos? Y no hablo de los selfies para subir a las redes sociales o de sacar fotos de “momentos”: el cumple, el primer diente, el primer día de escuela, sino de montarse una excusa para sacarse fotos con las cuales en algún momento se rían, critiquen y disfruten, otra vez y para variar: juntos.

Recordemos aquello que decían nuestras abuelas: “los niños crecen muy deprisa” y en estas épocas de multitarea familiar, el tiempo se pasa volando; así que párate un segundo, olvídate del WP, del jueguito, de los problemas en el trabajo o de lo que le debes al banco y dedícale a tus hijos unos minutos de tu tiempo; esa será la excusa perfecta para echaros unas risas y por supuesto, unas fotos.

Usted qué opina, ¿esto TAMBIÉN es cultura?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *