¿Es posible combatir la corrupción? “Corrupción: el organismo nocivo”

Esta, es una de las pregunta que quizá nos hagamos la mayoría de nosotros, sobre todo en esta época tan convulsa en la que no hacen más que aflorar, como ahora es habitual denominar «presuntos» nuevos casos de corrupción, mayoritariamente entre nuestra clase política y empresarios de grandes empresas.

Aunque pueda parecer arriesgado, existe mucha gente que trata de luchar contra este tipo de injusticias sociales, aun viéndose sometido a presiones y coacciones con el fin de bloquear cualquier forma de denuncia social.

Y, es en este punto donde queremos desde nuestro humilde blog mencionar un proyecto muy ambicioso que ha llegado a nuestra redacción, tras publicar el artículo de Aritz: ‘La corrupción en España‘. Se trata de una iniciativa en forma de documental que pretende denunciar la situación que según estudios internacionales cada vez va a más en nuestro país, uno de los problemas que más preocupa a la ciudadanía, (datos del CIS, Marzo 2013) y, una de las mayores delincuencias económicas de siglo XXI.

El documental se titula, «Corrupción: el Organismo nocivo» y, muestra testimonios de personas vinculadas a diversos ámbitos del poder que han sufrido y denunciado la Corrupción.

Sin más preámbulos aquí dejamos el trailer de este documental.

http://www.youtube.com/watch?v=9apbyHl5p6s

Si quieres más información acerca del proyecto y quieres colaborar económicamente para que este llegue a buen puerto, aquí te dejamos el link:

«Corrupción: el Organismo nocivo»

 

Y, sobre todo no dejes de difundir todo tipo de denuncia social en contra de los delitos económicos ya que, ahora más que nunca la sociedad civil debe tener un mayor peso dentro de la sociedad. ¿Por qué decimos esto? Por dos motivos fundamentalmente:

Primero, porque el dinero con el que se lleva a cabo «todo» por cada político al mando es de los ciudadanos. Debemos exigir, ya no la ausencia de corrupción, sino también la buena gestión de los medios económicos que cada uno proporciona al Estado. ¿Para qué, sino, están los Estados y los gobiernos de turno?

En segundo lugar, porque la tecnología y el desarrollo en el mundo moderno en el que vivimos es tal, que sin quererlo estamos caminando hacia sociedades participativas. Cualquiera puede dar su opinión y hacerla llegar con facilidad a las instancias más elevadas. Es nuestro derecho y obligación, tratar de visibilizar la corrupción, la mala gestión, no conformarnos pues podemos a día de hoy cambiar muchos aspectos y decisiones que, tiempo atrás, sería impensable.

Aún con todo, no se observa reacción en general, visión y actitud crítica. Movimientos como el 15M son un punto de partida, sirven para empezar a sentir la necesidad de abandonar la inoperancia crítica. Son solo la mecha, pues no debemos esperar nada del Estado, debemos olvidarnos de él como agente que nos deba solucionar la vida, es un error limitarnos a exigir sin más, debemos luchar por nuestro futuro junto con nuestros amigos, nuestra comunidad, fomentando proyectos que nos doten de soberanía.

Una forma de empezar dicha transición es denunciar lo que ahora no funciona y, ayudar a otros a promover parte del cambio, tanto a nivel político, económico y social, con las nuevas formas que vayan surgiendo, ajenas al entramado estatal, pero propias y reales para nuestros amigos, nuestro entorno, para las personas similares a nosotros. De esta forma, hacia donde nos dirijamos, tendrá sentido.

documental-organismo-nocivo-corrupcion

Amanece Metrópolis Revista

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *