Entrevista a Agustín Ostos por su viaje en motocicleta: Soy Tribu

El chip me cambió el segundo mes de estudiar derecho y relaciones internacionales en Madrid, pero al final acabé terminando la carrera, después me metí en la Escuela de cine y decidí que lo que quería era combinar varias cosas, viajar y grabar todo ello en vídeo recorriendo el mundo.

El hecho de comenzar por Sudamérica fue un sueño para él, y así comenzó, ya había hecho algún viaje de mochilero por allí. Para buscar tribus era el lugar más adecuado, y la disposición geográfica, si empezaba en Buenos Aires o en Chile podía ir hacía el sur del continente para luego ir luego subiendo hacia Alaska, pero también por compartir muchas aristas de la cultura, el idioma, le resultaba más accesible las tribus indígenas allí, muchas razones para el periplo comenzará por allí.

Tres años, un objetivo el de conocer y reconocer de cara al mundo unas vidas muy distintas a las que tenemos. Que ahora misma ha tenido que cortar por la pandemia, pero en cuanto le dejen reanudar su aventura seguirá. Irá a Colombia donde ha dejado su compañera de viaje, su moto, pero cuando termine en 2023 en Alaska, quiere hacer otros viajes a otros continentes y recorrer Asia, Oceanía y África,

Si queremos saber si tenía alguna ruta marcada su respuesta es peculiar pero demuestra su vida de aventurero y nómada: Yo he creído saber que siempre voy hacia el norte y yendo hacia el norte suelo perder mi propio norte y desviarme continuamente. He dado muchas vueltas, he subido y bajado muchas veces, es tan ancho el continente, que 165.000 kilómetros, que cuando lo ves en el mapa no llevo un rumbo fijo, pero lo que si sé ahora que tengo la moto en la costa de Colombia y que voy hacia Alaska y tengo menos margen de desvío. En centro américa hay menos opción territorial hacia izquierda o derecha, pero sí hacia arriba, luego ya en Estados Unidos si me puede permitir la zona hacer cambios y bifurcaciones. Lo qué si que es verdad, es que cuando me levanto abro el mapa y marco hasta donde voy a llegar hoy.

Si que reconoce que la intuición acaba siendo la mejor brújula, porque teniendo claro el destino nos cuenta que ya en el recorrido hasta llegar al destino busca llevar el más entretenido posible, puede ser por muchas causas, por tener en mente entrevistar a alguien, un lugar a fotografiar o meramente descubrir y disfrutar, todos son variables que influyen a la hora de marcar una ruta.

El hilo conductor del proyecto es el viaje en motocicleta y se van incardinando el encuentro con las comunidades, con las tribus. Nos cuenta que ha hecho más videos de viajes, que de entrevistas, de los primeros 108 y de las entrevistas 60. Pero la más viral, lo más visto en su página han sido las entrevistas a comunidades. Por eso mucha gente conoce el proyecto de Soy Tribu pero no conocen que es un tío viajando en motocicleta, pero como el objetivo son las entrevistas de conciencia y de sabiduría ancestral, me pone muy feliz, porque la parte fundamental que tiene que llegar es esa, por lo menos sé que llega.

Nos gustaría saber si tiene una meta final: Yo puedo tener un propósito interno, generar un género de conciencia, que la gente supere sus miedos, que cumpla sus sueños, pero he ido aprendiendo por el camino a soltar mi propósito hacia los demás y simplemente hacer aquello que siento. Fue una persona que entrevisté en Brasil, Eduardo Mariño, me abrió los ojos, me dijo que mi propósito nacía desde el ego, desde yo querer inspirar hacia los demás, y por ello hago lo que me llene a mí, esperando que llegue a alguien, pero dejando a los terceros que lo vivan, que lo piensen y lo procesen a su manera.

Sobrevivir en sí es una gran tarea. Nos dice, esto tras la preguntar de la gestión del viaje, dice que lleva mucho tiempo, y es una gran tarea, los vídeos, la edición, y por supuesto el trato con los patrocinadores. Y desde luego trabajo ahora mismo más que cuando estaba en Madrid full time, esto es trabajo full life. Es a vida completa, desde que me levanto hasta que me acuesto estoy haciendo cosas, pero al gustarte tanto pues es distinto.

Nos relata que es caro viajar en una motocicleta de gran cilindrada, por mucho que él haga todo como cocinar o vivir acampando. Echa de menos el haber podido realizar el viaje de una manera más sostenible en el tema vehículo, pero es complicado y casi irreal. Su patrocinio va desde marcas de motocicleta en concreto BMW, con la gestión de mecánica y repuestos, tiene más y también con lo que le repercute monetariamente los videos de Youtube.

Esos videos son los que realmente al final le están llevando más tiempo, montarlos bien, elegir el formato y el color, y es algo que realmente no pensaba que le fuera a llevar tanto, puede que sea para él la parte negativa del viaje, el tener que invertir tanto tiempo en ello, pero es así si quiere que todo quede bien. Finalmente piensa que es un viaje/trabajo, no sabiendo a veces cuando comienza una parte y termina la otra y viceversa. Pero al ver la repercusión que tienen los videos le ayuda a que esa parte cobre sentido, y sobre todo le ayuda a seguir, porque es una compañía en ese periplo y le da más sentido el saber que la gente le apoya

El nombre en sí de SOY TRIBU no es meramente por esas entrevistas, si no que el viajar durante siete y ocho horas le ha hecho reflexionar sobre la forma de la persona, que cada uno se siente y expresa de distinta manera, y es una forma de identificarse, por una actividad que realice, por x razón piensa que cada uno mismo formamos parte de una tribu en la que tenemos algo en común, para él es encontrar una identidad, ver con quien comparte esos valores y compartirlos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *