El euro, la peseta, los precios y los salarios

precios-bienes-consumo-lista
Menudo título original y difícil de arriesgarse con él a saber de qué irá la entrada. Siguiendo con la ironía, el euro no supuso una subida de precios “anormal” con respecto a otros años. Desde su llegada, tampoco hemos visto afectada nuestra capacidad adquisitiva, podemos comprar las mismas cosas con nuestro salario porque ha crecido igual que el resto de bienes (aunque de esto no tenga culpa el Euro). Finalizo la ironía. Antes de continuar, aclarar que esta primera imagen es la que me dio la idea para actualizar, aunque no es una buena referencia los datos ya que para comparar esta información entre 2 años habría que situar un año base. Bueno, ahora vamos a poner en antecedentes y datos sobre la mesa.

Desde el Ministerio de Economía se dijo que los precios no iban a cambiar con el Euro. La apreciación popular, fue distinta, y pronto surgieron las protestas por el llamado “redondeo” que se produjo en los bienes de consumo. Como consecuencia, los precios crecieron el doble de lo previsto en el 2002, aunque la inflación fue muy superior en los bares y restaurantes (5,8%), en la ropa y calzado (5,3%), el transporte (5%), y la comida (4,6%).

La versión oficial nos explica que, ese crecimiento de los precios del doble de lo previsto que comentaba en el párrafo anterior fue del 4% mientras que en la eurozona, para ese mismo año, el crecimiento fue del 2’5%. Se dice que fue debido a los redondeos, la subida de impuestos y los carburantes pero no sabemos en qué medida afectó cada uno. Al menos si sitúa al redondeo (factor Euro) como uno de los factores aunque se haya negado repetidas veces.

A modo de ejemplo de ir por casa de la percepción generalizada de la población del aumento de precios (aparte de la imagen anterior), el siguiente relato: “En un restaurante de la provincia de Castellón, antes de la era euro, el menú degustación costaba 3.500 pesetas. Apenas un par de años después salía por 30 euros. Ilusión monetaria.”

Cómo remate final de esta percepción y de la mala asimilación de la población, estas palabras de Solbes de 2007: Los españoles no hemos interiorizado qué vale un euro, y eso se ve en los bares y cafeterías. Cuando se dejan propinas, no se tiene en cuenta que 20 céntimos son 34 pesetas y que un euro son 166, y muchas veces se deja el 50% del valor del producto de propina”.

Todo lo comentado, se puede englobar para el año 2002 y lo que supuso el Euro pero, para el cómputo global (2001 – 2011), los datos más destables vienen en la siguiente lista que he obtenido de un artículo de El Mundo (que no están relacionados con la aparición del Euro sin más):

  • El IPC subió un 31,6% mientras los sueldos lo hicieron un 13% hasta 2009
  • La inflación subió un 305% entre 1975 y 1985; un 73% entre 1985 y 1995
  • El Metrobus de Madrid vale el doble que en 2001; en Barcelona sube un 50%
  • El Prado cuesta cuatro veces más; el abono del Atleti un 84% más
  • Irse de copas o hacer ‘botellón’ sale un 66% más caro
  • El coste salarial se ha elevado de 1.498 a 1.800 euros al mes, un 20%

El dato más llamativo es el primero. Los salarios (13%), han crecido menos de la mitad que el IPC, (31’6%). De esto no es culpable el Euro, pero sí es cierto y palpable que si los bienes de consumo crecen a un ritmo y el salario a otro, la diferencia se acaba notando y aún más por los que menos tienen. Injusto, muy injusto. Si a eso le sumamos las subidas de impuestos, la situación es desastrosa para la ciudadanía, que es parte de la descripción del momento actual en España, sin ni siquiera hablar del mercado laboral…

Siguiendo con la evolución de los precios españoles, añado esta infografía que nos viene a ayudar a entender de forma visual cómo han evolucionado los precios de la vivienda, automóviles, salarios, bienes de consumo y de ocio. El periodo que engloba son 30 años entre 1981 y 2011.


precios-1981-vs-2011-sm.jpg

Generado por: Actibva

Lo más destacable de esta infografía es, de nuevo, los salarios. Nuestro Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en agosto de 2011 es el mismo que en el año 1.981 (estas comparaciones se pueden llevar a cabo gracias a las actualizaciones con el IPC sino, sucedería como en la imagen inicial). Mientras que la vivienda se ha multiplicado por 10.

Para finalizar con esta esta entrada y con este tema de los precios, os dejo con el siguiente enlace de El País, que comenta un experimento (carro de la compra) que hizo dicho periódico cuando entró en vigencia el euro y que ahora ha vuelto a efectuar para un artículo que despedía el año pasado a 31/12/2011. Cuidado con lo que gastais 😉

Juan Rico

3 comentarios

  1. Me gustaría saber donde puedo informarme, de buena y solvente fuente, que relación hay entre los precios del año 1985/1990 en el sector de la construcción, materiales y mano de obra incluida en un capitulo, por un arquitecto, respecto al mismo capitulo, a fecho de hoy.
    Hay alguna edición, tabla de relaciones, una relación de presupuestos, etc.
    Gracias

    1. Hola Jose Luis

      Gracias por animarte a comentar. Nos gustan los comentarios y que participéis.

      En primer lugar, el mejor sitio en el que buscar esos datos es el INE pero, solo tenemos datos hasta 2007.
      – INE – precios de la vivienda y construcción

      Por otra parte, los datos sobre precios de la vivienda y precios de la vivienda (valor nominal), podemos encontrarlos en la Sociedad de Tasación. En el siguiente enlace de la wikipedia los puedes ver en dos tablas:
      Precio de la vivienda y precio de la vivienda (valor nominal)

      Y esos datos comentados, en el siguiente enlace también puedes verlos:
      Evolución precios últimos 27 años

      Vuelve cuando quieras por estos lares. Gracias de nuevo.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *