Crímenes

«La realidad de la que podemos hablar jamás es la realidad en sí». Werner K. Heisenberg

Con esta frase comienza el libro Crímenes de Ferdinand Von Schirach. El libro es una miscelánea de sus casos más sorprendentes, Von Schirach es abogado y escritor y se ha convertido en todo un éxito editorial en Europa. Puede que lo más sorprendente es que en pocas páginas logre generar una atmósfera en la que logremos comprender los crímenes, entender a un ladrón o incluso concebir  las acciones más atroces. Puede que ahí resida la chispa de estos crímenes, en que a través de ellos se puede vislumbrar lo complicado de la culpabilidad, la verdad o la justicia.
Si buscas un libro para la playa o la piscina éste puede ser el tuyo 🙂

«Nuestro derecho penal se basa en el criterio de que no hay pena sin culpa. Imponemos una pena según la culpabilidad de una persona; nos preguntamos hasta qué punto podemos hacerla responsable de sus actos. Es un asunto complejo. En la Edad Media era más sencillo, se castigaba según el delito: a un ladrón se le cortaba la mano. Siempre y sin excepción. No importaba que hubiera robado por codicia o porque de lo contrario se habría muerto de hambre. La condena era entonces una suerte de aritmética, a cada delito penal le correspondía una pena determinada. Nuestro derecho penal es más sabio, hace más justicaia a la vida, per también es más complicado. El atraco a un banco no es siempre sólo un atraco a un banco. ¿De qué podíamos acusar a Michalka?¿Acaso no hizo algo que es connatural a todos nosotros?¿De verdad habríamos obrado de otra manera de haber estado en su lugar?¿No albergamos todos el anhelo de volver con nuestros seres queridos?»

piscina-agua
Nos vemos en …Botones verdes…

Irene Bebop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *